Balance del primer año de ‘Refrescando Negocios’: aprendizajes y cagadas

Balance del primer año de ‘Refrescando Negocios’: aprendizajes y cagadas

Hoy es día 31 de diciembre del año 2018.

Faltan unas horas nada más para que termine este año lleno de alegrías para mi, aunque también de ciertas frustraciones.

Este año ha sido el año en el que oficialmente he puesto a funcionar este «pseudonegocio» llamado ‘Refrescando Negocios’ y quiero contarte cómo me ha ido, qué cosas he conseguido y cuáles me he dejado por el camino en mi plan.

Inicios en noviembre 2017

Mi blog nació oficialmente en el mes de noviembre de 2017, aunque fue más un disparo al aire que otra cosa.

Fue una ilusión sin más.

No nació con la fuerza necesaria para poder pensar que iba a acabar siendo (o esa es mi intención ahora) un negocio con todas las letras.

Puedo decir que mi blog tiene ahora 1 año y un mes cumplidos, y técnicamente es así, aunque el momento crucial cuando realmente comencé a creer que mi proyecto podría ser más grande fue en el mes de abril de este 2018.

¿Por qué decidí montar mi negocio?

Cuando comencé a montar mi blog no tenía ni idea de cuál sería mi objetivo. Tenía claro que quería diseñar páginas web, pero estaba bastante perdido sobre cómo iba a conseguir clientes.

¡No lo arranqué con las ganas que requería!

Lo que me ayudó a tomarme mucho más en serio el dar este paso fue un desengaño que tuve en un momento dado en este año 2018, que algún día contaré (o no)…, y que fue lo que abrió los ojos y me puso en el camino de montar ‘Refrescando Negocios’.

Los mimbres de mi pequeño negocio

Mi vocación principal siempre ha sido el diseño gráfico.

Desde pequeño me encantaba dibujar a todas horas en cualquier lugar, algo que me metió en algún que otro problemilla…

Un saludo a todos los profesores que me aguantaron durante años.

Mi madre supo ver que el dibujo era mi fuerte y que nunca sería ni matemático ni cirujano, así que luchó para que yo llegase a algo en la vida a través de mi creatividad.

No sé si lo consiguió como ella imaginaba, pero lo que sí es cierto es que esa es la base y el pilar fundamental de lo que soy ahora como profesional.

Formación en diseño web

Con el diseño gráfico como ingrediente principal, allá por el año 2002 decidí realizar un curso de diseño de páginas web para ampliar mis conocimientos.

Por aquella época lo más top eran Adobe Dreamweaver como maquetador HTML y CSS y Adobe Flash para diseñar webs súper molonas con movimiento.

Tras una época diseñando alguna web sin demasiado futuro, acabé abandonando porque la programación y el código habían ganado mucho terreno y no era lo mío.

Básicamente, pasé de ser malo a ser peor.

El resurgir del Ave Fénix

Tras muchos años sin tocar nada que tuviese que ver con páginas web, en el año 2016 mi mujer y yo decidimos abrir un negocio local en el pueblo donde vivimos: Miño (A Coruña).

El negocio sería una peluquería canina llamada Gamperros.

A la hora de montar el negocio, yo me encargué de la imagen corporativa y del marketing… y dentro de todo eso, mi deseo era hacer la página web.

Sin enrollarme mucho, he de decir que la primera versión de la web de Gamperros la hice cometiendo un error que todos cometemos cuando empezamos: comprar una plantilla en Themeforest (no es el momento ahora de explicar los males de estas plantillas, pero los hay, ¡y muchos!).

Unos meses después, leyendo a algunos bloggers de lo mejorcito de la blogosfera latina llegué al que me abrió los ojos de manera definitiva y se convirtió en mi referente: Arturo García.

Comencé a leer mucho en el blog de Arturo (y en el de otros), y gracias a él descubrí un plugin bastante molón llamado Elementor con el que se podían diseñar páginas web de manera visual. ¡Y ahí surgió la magia!

¡¡¡Podría diseñar páginas web yo mismo sin saber código!!!

Fue entonces cuando decidí rediseñar la web de Gamperros totalmente con Elementor para tener yo el control total del diseño y dejar de depender de una plantilla que realmente… ¡era una auténtica mierda!

Cuando estaba metido en faena rediseñando la web, mi fascinación y emoción crecían por momentos al ver cómo ese plugin de diseño de webs me daba armas para hacer páginas muy atractivas.

En ese mismo momento sabía que se estaba presentando ante mi la oportunidad de volver a empezar en el mundo del diseño web que había abandonado…

¡WordPress + Elementor serían mis armas de destrucción + IVA!

Ahora tenía un plan en mi cabeza, y había que comenzar a darle forma…

¡El Edu motivado había vuelto!

¡Hey! ¿Te apetecería recibir CONTENIDOS FRESQUITOS en tu correo?

Si buscas info sobre Diseño Web, Elementor, WordPress, Marketing Digital, Redes Sociales y otros temillas refrescantes... ¡apúntate ahora y TE REGALO UN CHECKLIST de comprobaciones que deberías hacer antes de publicar tu web!

Creación de la imagen corporativa del negocio

Antes de montar mi propia página web del negocio necesitaba crear un nombre, un logo y una idea de branding.

Probé diferentes opciones para el nombre comercial, desde poner mi propio nombre (algo que no me convencía) a otras opciones finalmente desechadas que fueron el germen de lo que es ahora el nombre final:

  • ‘Revitaliza tu negocio’
  • ‘Refresca tu negocio’
  • ¡y al final: ‘Refrescando Negocios’!

Trabajé la idea de crear packs de servicios y asociarlos a bebidas energéticas, pensando en el concepto de «revitalizar un negocio», pero mi mujer me lo quitó de la cabeza porque me decía que sonaba algo «agresivo» y que las bebidas energéticas podían tener alguna connotación negativa para el negocio.

Fue entonces cuando abracé la idea de los refrescos, pues sonaba fresco (valga la «rebuznancia») y podía tener un significado similar al de las bebidas energéticas.

Ahí surgió la idea de cambiar el concepto «Revitalizar» por «Refrescar» y fue cuando decidí utilizar latas de refrescos como parte del branding del proyecto. Los colores irían asociados a los tres refrescos por excelencia: naranja, limón y cola.

Y así fue cómo comencé a fraguar este pequeño y humilde negocio digital.

Creación de mi web sin apenas conocimientos

Una vez tenía claro el concepto de imagen corporativa, los colores, el branding, etc. registré el dominio «refrescandonegocios.com» y comencé a montar mi blog.

Pero antes tendría que foguearme un poco y practicar, para que mi blog no fuese un campo de pruebas.

Así que cogí una web turística de mi propiedad (https://pontedeumeturismo.es) creada en el año 2008 con HTML y CSS y la renové de arriba abajo con WordPress, el tema Generate Press y Elementor.

https://pontedeumeturismo.es

Al terminarla había cogido algunos conceptos de diseño web con Elementor, leyendo mucho y viendo vídeos por aquí y por allá, y fue entonces el momento en el que decidí meterme hasta el fondo con mi propia página web…

El diseño de mi web fue algo caótico y bastante improvisado. Quería hacerlo rápido para mostrarlo al mundo lo antes posible, así que cometí bastantes cagadas.

Probé plantillas de Elementor para ir más rápido, pero el diseño era totalmente inconexo y sin personalidad.

Busqué ideas en un montón de sitios que me volvieron loco y al final, tras muchas vueltas, consideré que lo mejor era ir a lo simple y que el blog fuese muy limpio.

https://refrescandonegocios.com

De esa manera cogí 3 o 4 ideas, como el fondo de bebida con hielos, los mockups de las latas y redacté unos copys que diesen la idea de un concepto refrescante…

Y así tiré «palante»…

Tras varias semanas de trabajo, el blog estaba listo… Pero nadie me conocía, el blog estaba vacío y no sabía cómo conseguir clientes…

¡Estaba más perdido que un pulpo en un garaje!

Fijando el rumbo: el curso de Arturo García

A comienzos de año, en los meses de enero-febrero, mi idea era montar mi página de diseño web porque quería que fuese un complemento salarial a lo que ganaba trabajando por cuenta ajena (más abajo te explico dónde y cómo).

Pero cuando te metes a leer a un tal Frank Scipion, un tal Miquel Baixas, un tal Omar de la Fuente, etc. te envenenas (en el buen sentido) y crees que te puedes comer el mundo, que puedes trabajar con un portátil en la playa y que puedes generar ingresos pasivos de manera recurrente sin tú estar trabajando…

¡Esa es la teoría!

Yo piqué.

Caí en la trampa de venirme arriba y soñar con un negocio propio que me diese más libertad. ¡Sí, yo también quería eso!

¡Ay, amigo/a, pero no es fácil conseguir todo eso!

Entonces comencé a valorar muy seriamente recibir formación para enfocar el tiro e ir por el camino correcto desde el inicio. No quería ir dando tumbos por ahí adelante y perder mi tiempo.

En ese momento fue cuando decidí claramente que debía a hacer un curso formativo.

Busqué, comparé, vi unos cuantos vídeos a lo Jeff Walker y unos cuantos webinars… y finalmente me apunté al curso «Tu web de cero a cien» de Arturo García.

Gracias a haber tomado esa decisión, ahora estoy más preparado y tengo una hoja de ruta más o menos clara con mis planes de presente y futuro.

¡Fue, sin duda, la mejor decisión que podía haber tomado este año!

Montar un negocio y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo

Uno de los aspectos más importantes que me permiten trabajar en mi negocio personal sin agobios es que tengo la suerte de trabajar en otra empresa por cuenta ajena.

Concretamente llevo casi 20 años en la misma empresa haciendo un poco de todo: maquetador editorial, diseñador gráfico y desde hace unos años, coordinador de marketing.

El poder compatibilizar mi negocio con el trabajo por cuenta ajena es muy importante para mi, pues me aporta la seguridad necesaria para poder crecer de manera ordenada y levantar los cimientos de mi negocio lentamente pero sin sufrimiento por no poder llegar a fin de mes o por si no llega un flujo de clientes constante.

Es importante llegar a fin de mes para poder pensar con claridad.

Trabajar por cuenta ajena no me permite dedicar el 100% de mi tiempo al negocio, pero puedo permitirme cometer errores o hacer pruebas sin riesgos o, al menos, asumiendo riesgos asumibles.

Puedo asegurarte que tener dos trabajos es agotador. El cuerpo y la mente no siempre están frescos cuando trabajas tantas horas, pero intento siempre sacar hueco en mi vida para poder avanzar, ya sea trasnochando o madrugando más de la cuenta.

Estrategia 2018: clientes, contenidos, afiliaciones y socializar.

Dentro de los planes que puse sobre la mesa al comenzar este año estaban los siguientes:

Conseguir clientes

Uno de los aspectos más importantes para mi este año del lanzamiento de mi negocio era poder crecer diseñando webs, y esto no se consigue más que llevando a cabo proyectos para clientes.

Las exigencias que te ponen los clientes hacen que tu crecimiento y aprendizaje sean más rápidos y mayores, pues te ponen en situaciones que ni tú mismo te podrías plantear practicando por tu cuenta.

No ha sido un año para echar fuegos en lo que se refiere a cantidad de clientes, pero sí me ha servido para crear un portfolio de trabajos que poder enseñar en mi página web e ir aprendiendo algo nuevo cada vez.

Creación de contenidos

Una de las cosas que aprendí de Arturo García, y que fue además uno de los pilares de su propio éxito, es que para poder crecer en tu negocio hay que priorizar los contenidos por encima de la venta de tus servicios.

Puede resultar paradójico, pero si trabajas bien los contenidos en tu blog por encima de vender servicios solamente,  tu audiencia orgánica y tu lista de suscriptores se verá incrementada y tienes gran parte de tu éxito a un paso.

Arturo contó en una ocasión una anécdota sobre el crecimiento de su negocio en comparación con el crecimiento del negocio de otro profesional que también era diseñador web.

Arturo trabajó desde el inicio en su blog semana a semana y en paralelo iba realizando proyectos de diseño web. El otro profesional solo se dedicaba a diseñar webs y tenía muchísimo trabajo y clientes, pero no dedicaba tiempo a su blog.

¿Cuál fue el resultado a largo plazo?

Que el negocio de Arturo escaló con una trabajada estrategia de captación de suscriptores, a la vez que conseguía ingresos recurrentes vendiendo formación. Su amigo vivía diseñando webs que le permitían estar tranquilo, pero sin opciones de crecimiento, pues las horas que dedicaba a los servicios no eran escalables.

Este aprendizaje es uno de los que más me ha aportado a nivel estratégico, pues es precisamente lo que estoy llevando a cabo con mi negocio. O al menos lo intento.

Marketing de afiliación

Otro de los puntos que me decidí a trabajar este 2018 fue trabajar el marketing de afiliados.

Por si no lo conoces, el marketing de afiliados es una opción muy interesante para conseguir ingresos pasivos en tu negocio recomendando productos de otros negocios y recibiendo comisiones por cada venta.

Actualmente soy afiliado de varias empresas de hosting, de email marketing, de constructores visuales, de temas para WordPress y algunas más…

Todavía no tengo ingresos destacables, pero en 2019 espero poder potenciar este aspecto con contenidos bien trabajados a nivel SEO que me permitan tener ingresos pasivos mes a mes.

Socializar en otros blogs y Redes Sociales

Si nadie te conoce, nadie te contratará.

Esto es una máxima en cualquier negocio.

Y en Internet es lo mismo.

Si crees que la gente va a llegar a ti por arte de magia… ¡nanai de la China!

Por eso, otro de los puntos importantes para dar a conocer tu negocio en Internet es buscar redes sociales, foros, etc. donde se mueva tu potencial cliente o audiencia y, una vez dentro, socializar, dar soluciones a gente que pide ayuda para sus propios negocios y crearte una red de amistades que te reconozcan cuando te vean en el inmenso océano de Facebook, Instagram o Twitter.

Es muy importante hacerse ver, dejar comentarios en los posts de bloggers influyentes para que les suene tu nombre y compartir contenidos tuyos en esos foros o comunidades para que puedan ayudar a otros… eso sí, sin hacer spam por Dior!!!

Organizando el negocio por dentro

Una de las cosas más necesarias y que recomiendo a cualquiera que desee emprender, es que antes de lanzarse a trabajar con clientes, es vital sentarse en una silla y moldear bien la estructura interna del negocio.

Este año he aprendido a organizar mi negocio para relacionarme correctamente con mis clientes y llevar todo el proceso ordenadamente. No me gusta dejar cabos sueltos y siempre intento tener todo bien atado antes de ponerme a trabajar con un cliente.

Algunos de los aspectos que tengo más avanzados y depurados son:

Briefing

Todo diseñador gráfico o web debería disponer de un documento en el que recoger todos los aspectos del proyecto que va a empezar con un cliente. Yo tengo creado mi briefing, el cual envío a mis prospectos para poder realizarles el presupuesto.

En el briefing les pregunto temas relacionados con el propio negocio, sobre su imagen corporativa, qué secciones necesitan en su web, plazos de entrega, información sobre su competencia y un montón de cosas más.

¡Cuántas más cosas preguntes en el briefing, mejor!

Si eres diseñador te recomiendo que antes de tener tu primer cliente, prepares un documento de briefing. Te salvará de muchos problemas.

Documento para presupuestos

No hay nada más tedioso y aburrido que tener que realizar presupuestos para proyectos.

En mi caso, antes de arrancar con mis primeros clientes, me monté una tabla Excel con todos los servicios que ofrezco para el diseño de páginas web, cada uno con su precio unitario.

Es una tabla que he ido depurando con los meses.

Una vez el cliente me envía el briefing y resuelvo todas las dudas con él, cubro la tabla con todo lo que me ha pedido y con eso consigo el precio final, con sus impuestos, descuentos y extras que sean necesarios.

Una vez tengo el precio, lo incluyo en un documento que creé para enviar al cliente con las cláusulas más importantes y el coste del proyecto. Los detalles más extendidos los incluyo después en el contrato, si acaba siendo firmado.

Contrato de servicios

Otro de los documentos fundamentales que antes de arrancar el negocio me propuse crear fue el contrato de servicios.

En mi contrato incluyo todas y cada una de las cláusulas que nos unirán al cliente y a mi durante el proceso: lo que se incluye y lo que no, plazos de entrega, revisiones incluidas, formas y plazos de pago y un montón de detalles más.

Es muy importante recoger en el contrato TODO lo que sea necesario para no tener problemas con el cliente. Lo que está escrito y firmado, ¡va a misa!

Plantilla de WordPress para mis proyectos

Al principio, cuando comencé a diseñar mis primeras webs, realizaba instalaciones de WordPress desde cero para cada una de ellas, luego instalaba el tema, los plugins, configuraba todo de arriba a abajo y después de varias horas tenía todo listo para comenzar a trabajar…

Después de varios trabajos caí en la cuenta de que podía tener preparada una instalación base de WordPress con el tema y los plugins ya instalados y configurados que me sirviese de punto de partida de cada proyecto.

Una vez hice esto comencé a ganar tiempo en cada trabajo, el cual podía dedicar a otras cosas.

Esta plantilla la voy depurando y mejorando de vez en cuando y cada vez está más optimizada para mis proyectos.

Para mi, este punto es un aspecto fundamental. Cuando comienzo un proyecto, realizo la instalación de WP desde mi hosting y luego solo tengo que importar el archivo de la template¡Listo para currar!

Mis primeros clientes

Aunque parezca una paradoja, lo más importante para mí este año no era conseguir muchos clientes.

Como te decía antes, tengo la suerte de tener otro trabajo y no paso apuros para llegar a fin de mes, por lo que puedo centrarme en hacer crecer mi negocio sin prisas.

Este año he realizado un puñado de páginas web (alrededor de 1 al mes) y he aprendido un montón de cosas a nivel diseño que me han permitido ir perfeccionando mi técnica y mi velocidad al crear webs.

En 2019 seguiré con la idea de tener un cliente al mes, pero no me estreso con ese objetivo.

Mi primer lead magnet

Otro de los objetivos que me planteé al iniciar el año fue crear mi primer lead magnet para captar suscriptores en la página de inicio de mi web.

A mitad de año conseguí llevarlo a cabo, creando mi ‘Minicurso para aprender a hacer una página web en 7 días’.

Aunque la creación de este lead magnet me llevó bastante tiempo (varios vídeos y PDF’s), no acaba de convencerme. He ido demasiado lejos con la cantidad de contenido y no estoy consiguiendo los resultados que deseaba de captación de suscriptores.

Creo que la gente no tiene tiempo para consumir este recurso gratuito tan extenso sin conocerme de nada…

Uno de mis objetivos para comienzos de 2019 es sustituir el lead magnet por uno más liviano y específico. Tengo que hacer crecer mi comunidad cuanto antes para conseguir los objetivos que me planteo para el Q3 del nuevo año.

El despegue del blog

El objetivo principal de este año 2018 en mi negocio era potenciar mi blog con contenidos relevantes y de valor que me trajesen visitas orgánicas gracias al SEO.

Tardé varios meses en ponerme a ello, de hecho hasta la segunda mitad del año no pude comenzar en serio y de manera sólida con la creación de contenidos. Mi objetivo era un post a la semana de 3000-4000 palabras pero sin caer en el «escribir por escribir».

Aunque no he sido constante al 100% ni puedo de momento hacer un planning semanal y comprometerme con él, en este 2019 voy a ponerme a ello y trabajaré en mi plan de contenidos de manera más ordenada, el cual ya tengo bien avanzado desde hace tiempo y con el que tendré contenidos para varios meses.

Desaceleración del proyecto: el nacimiento de Abril

Uno de los momentos más importantes en la vida de cualquier persona es el nacimiento de un hijo.

El pasado mes de noviembre nació mi segunda criatura, una niña que hemos llamado Abril, la cual, con su hermano de casi 3 años, Iago, nos quitan muchísimo tiempo a mi mujer y a mí.

¡Dos niños quitan muuuuucho tiempo!

Esta nueva situación ha provocado que mi plan de contenidos se tambalee a finales de año, pues tengo que sacar tiempo de donde no lo tengo para seguir avanzando, algo que también genera ciertos momentos de tensión en casa.

Supongo que con el paso de los meses la situación se irá reconduciendo con el crecimiento de la peque. Habrá que esforzarse un poco más de lo normal para que no decaiga el proyecto.

Estadísticas

Mi proyecto personal, como ya te he comentado, comenzó oficialmente en noviembre de 2017, pero hasta bien entrado el 2018 no comencé a darle caña.

Tanto es así que las estadísticas de mi web este año no son para tirar cohetes, pero sí es cierto que he notado un crecimiento desde el verano hacia el final del año.

La curva de visitas es algo dentada de más y tiene picos demasiado acentuados que demuestran que no tengo un flujo constante de visitas.

El tráfico a mi web se repartió en este tiempo de la siguiente manera:

  • Directo: 40,7%
  • Social: 26,2%
  • Orgánico: 23,6%
  • Referido: 7,6%

Tengo que conseguir que crezca el tráfico orgánico, lo que demostraría que mis contenidos aparecen entre los primeros resultados de búsquedas en Google.

Este es un punto a mejorar en 2019, sin duda.

Objetivos 2019

El año que viene es un año con muchos cambios y mi deseo es escalar el negocio. Mis objetivos principales para el 2019 son:

  • Seguir escribiendo contenidos de valor semanalmente en el blog.
  • La captación de suscriptores.
  • Potenciar mi canal de Youtube con vídeos formativos.
  • Conseguir 1 o 2 clientes al mes para ir generando ingresos.
  • La creación de mi primer infoproducto.

Aparte de estos grandes objetivos, tengo otros más pequeños, pero que iré priorizando en función de mis necesidades y de la evolución de los 5 principales.

Tengo que ser ambicioso con el proyecto, pero también sé que mis condiciones no son todo lo favorables que desearía para crecer más rápido. Tendré que tener más paciencia e ir creciendo pasito a pasito.

Conclusión y ¡Feliz Año!

Este año ha sido un continuo aprendizaje para mí y queda mucho por hacer.

Partía con la ventaja de tener conocimientos de marketing digital y diseño gráfico, pero la verdad es que montar un negocio digital como este requiere mucho esfuerzo y dedicación.

Tras dar tumbos en muchos aspectos, creo que ahora estoy bastante enfocado en lo importante y en ir piano piano dando pequeños pasos para conseguir objetivos realistas.

¿Y tú? ¡Qué!

Espero que tu año haya sido también apasionante. Seguro que tienes mucho que contarme…

¿Cómo te ha ido? ¿Cuáles fueron tus objetivos este año que se va? ¿Los has conseguido? ¿Qué has aprendido este 2018? ¿En qué la has cagado?…

Cuéntame tus experiencias en los comentarios para que podamos retroalimentarnos y aprender unos de los otros…

Pero espera!!! Antes de despedirme, quiero desearte un Nuevo Año 2019 plagado de éxitos y que tu proyecto crezca de la manera que tú te plantees. Feliz Añooooooo!!!!!

¡Si te ha molado esta parrafada, déjame un rating de 5 estrellas, porfi, porfi! 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Edu Rubianes

Soy Diseñador Freelance de Páginas Web con WordPress. Mi misión es ayudar a EMPRENDEDORES y PEQUEÑAS EMPRESAS a tener una web moderna y fresca para mejorar su imagen y sus ventas.

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Hola Edu!

    Te he seguido desde el principio como compañero de formación.

    Sólo puedo decirte que te admiro y siempre encuentro un rato para leer lo que escribes. Me llega y me ayuda a mejorar como diseñador web en proceso.

    Te animo a seguir, pues no quiero renunciar a tus posts.

    ¡Felicidades por este año y un mes! Mejor aprovechado, difícil.

    1. Hola, Jesús!!!

      Muchas gracias por tu apoyo y por estar ahí siempre. Es un orgullo para mi que alguien me siga y quiera leer mis posts, de verdad!

      Sigue dando caña a tu proyecto, que seguro que será de puta madre!!! Para cualquier cosa, ya sabes dónde estoy!

      Un abrazo para ti y tu familia. Feliz 2019!!! 🎆🎇🎉

  2. Grande Edu… sabemos que el camino no es fácil pero tu actitud es la correcta y si no cambia … pronostico grandes logros… Espero de corazón que se cumplan todos tus deseos para 2019, entre otras cosas porque te lo mereces. Sigue así de «fresco» y refrescarás tantos negocios como te propongas. Un abrazo.

    1. Hombre Luís!

      Espero que tú también logres lo que te propongas! Te saldrá todo DPM!!!

      Feliz Año, compañero!!! 🎉🎇🎆

  3. Estoy orgulloso de ti. El resto de cosas, casi mejor te las digo face-to-face, que es una buena excusa para vernos. Un abrazo y a seguir así de motivado!

    1. Señor da Sinda!!!

      Un placer verte por estos lares digitales!!! Espero verte más pronto que tarde para invitarte a una cerveza de Mercadona, jajaja!!!

      Abrazos, amigo!!!

  4. Ni soy diseñadora de páginas web ni diseñadora gráfica pero tu web me encanta. Es fresca y original y tu forma de escribir es refrescante, jeje. Seguro que te irá muy bien. Conocí a Arturo García y su Entrenamiento en Facebook (sí, Fb funciona) y entré en un mundo totalmente desconocido para mí. Ahora serás tú el referente de los que se inician en este mundillo o los que simplemente queremos hacer la web de nuestro negocio.

    1. Caray Catalina!!! Me estoy poniendo colorao con lo que me has escrito…

      Yo estoy empezando y me queda muuuuucho por aprender y hacer. Arturo es un dios en este mundillo y no creo que yo le llegue a la suela de los zapatos. He aprendido mucho de él y lo sigo haciendo, y siempre será un referente para mi para ir creciendo día a día.

      Mil gracias por tus palabras, de verdad; me animan a seguir peleando, aunque también me cargan de responsabilidad y respeto! Espero seguir haciendo balances anuales y que mis logros sean mayores cada vez.

      Un abrazo muy fuerte!!! 🙂

  5. Qué buen balance Edu. Al leer tus reflexiones, todo parece muy fácil. Creo que cuando crees tu curso, las cosas deberán fluir bastante bien. Muchas gracias por tus aportes.

    1. Muchas gracias, Mariio!!!

      De fácil nada, jeje! Esto de emprender es muy difícil por la gran cantidad de gente que hay haciendo lo mismo o algo similar. Hay que ser constante y trabajar muy duro. Con el tiempo llegan los resultados, pero nadie regala nada.

      Un saludo! 😉

Deja un comentario

Refrescando Negocios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones escribiendo un comentario serán tratados por Refrescando Negocios. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Webempresa América INC. (https://www.webempresa.com) en Europa. Ver política de privacidad de WEBEMPRESA: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info(@)refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Cerrar menú

Diseña tu web en 7 días

Responsable del fichero: Refrescando Negocios. Finalidad: envío de contenidos e información comercial. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing Sendinblue, cuyo titular es SendinBlue, Sociedad por Acciones Simplificada, alojada en Francia. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info@refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar mi Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Minicurso gratuito

Cerrar

Vídeos destacados de mi Canal YouTube