¿Cuánto cuesta una página web?

Cada vez que me piden presupuesto para diseñar una página web asumo que gran parte de ellos no acabarán en contrato.

Y digo esto porque en el mundillo del diseño gráfico, diseño web, marketing, etc. la gente no suele valorar lo que cuesta hacer algo, no aprecia el resultado de este tipo de trabajos, y por ende, no entiende porqué el precio es ese.

En ocasiones, cuando alguien te pide un presupuesto para realizar una página web y le envías un precio de, pongamos, unos 700-800€ (precio por otro lado bastante estándar), se echan las manos a la cabeza.

En otros casos ni te responden y en algunos otros, como ya me ha ocurrido, te cuestionan y te piden explicaciones porque han encontrado otro presupuesto por 300 o 400€ ( y sí, esto me ha pasado y te lo contaré más abajo).

Por otro lado, si estás pensando en diseñar tu página web y tu idea es hacerlo a través de Wix o 1&1 Mi Web, casi te recomiendo que no sigas leyendo este post, porque te vas a dar una host** de realidad que te va a dejar noqueado (aquí te cuento porqué no deberías hacer tu página web con Wix).

Nadie regala nada hoy en día, y lo barato, créeme… ¡te acabará saliendo caro! 

Hoy en día, y gracias a Internet y la cantidad de información gratuita que podemos encontrar, existen diversas opciones para diseñar una página web para emprendedores digitales, como que te la haga tu cuñado o hacerla tú mismo. Pero también puedes contratar a un profesional con experiencia.

Todo lo que vas a ver a continuación está basado en diseño de páginas web con WordPress, así que voy a obviar CMS como Joomla o Drupal.

Veamos los factores que influyen en el precio de diseñar una página web profesional, y al final del artículo, me cuentas en los comentarios cómo lo ves, ¿te hace el plan? 🙂

WordPress es gratis, ¿no?

Sí, el WordPress de WordPress.org sí (el de WordPress.com pues… puede ser gratis o de pago, pero no te lo recomiendo porque acabarás teniendo una dependencia de un proveedor y no tendrás libertad).

Pero vamos a decir las cosas como son: aunque WP sea gratis… ¿dónde lo vas a instalar? Como mínimo vas a necesitar un dominio y un hosting (alojamiento), así que no te saldrá TOTALMENTE GRATIS

¡Lo siento, es la pura verdad!

Más abajo te contaré cuánto te puede costar un dominio y un alojamiento básico (así como otra serie de cosas más).

Antes de nada, ¿agencia o freelance?

Pues depende de lo que necesites.

Yo suelo hacer un ejercicio interno cuando pienso en contratar un servicio web o comprar un producto, que consiste en ponerme siempre en la piel del cliente.

Si yo tuviese una gran empresa con cientos de empleados y un negocio bastante grande, seguramente buscaría una agencia con años de experiencia, cierta reputación y un equipo detrás que me ofreciese un servicio global para no tener que preocuparme de nada.

Eso sí, eso vale dinero. ¡Y mucho!

Sin embargo, si me pongo en la piel de un emprendedor unipersonal, un negocio local, una pequeña empresa o simplemente alguien que desea tener una blog para desarrollar una pasión, un diseñador web freelance con bagaje tendrá una capacidad más que sobrada para llevar a cabo cualquier proyecto de este tipo.

De todas formas, no nos equivoquemos, hay freelance que podrán desarrollar un gran proyecto para una gran empresa sin problema.

Pero, si somos honestos, es difícil que una única persona responda en tiempo y forma a todas las necesidades y exigencias que un gran proyecto puede necesitar. Lo más seguro es que necesite subcontratar, delegar o buscar colaboraciones, aunque sea de manera puntual.

¿Para qué necesitas la web?

Dependiendo de tu objetivo podrás (o deberías) invertir más o menos dinero en un proyecto de página web.

Si la página web va a ser la base de tu negocio y pretendes vivir de él, yo no escatimaría en gastos y/o inversiones para que tu objetivo se cumpla, o al menos para que se acerque lo máximo posible.

Si vas a lo gratis en todo, significa que no vas en serio.

En mi caso personal, hace unos cuantos meses que comencé a dar forma a mi proyecto de Refrescando Negocios.

Al principio, tiré por lo gratis, como casi todo el mundo.

Un vídeo por aquí, un plugin por allá, leer unos cuantos blogs chulos, algún webinar…

Todo muy bonito y, lo mejor… ¡DE FREE! ¡POR LA FACE! (o feis, según se pronuncie).

¡Qué guayyyyy! ¡Voy a montar un negocio digital sin apenas gastarme un duro!

¡Ya! ¡Seguro, Edu! :/

Realmente podría haberme montado mi negocio digital casi sin dejarme un duro por el camino, pero ¿cuál habría sido el resultado?…

No sé si mi blog conseguirá el objetivo por el cual lo cree, pero sí estoy seguro que no lo lograré sin invertir en él y sin apostar por herramientas de calidad, las cuales normalmente tienen coste.

Y si ya queremos hilar fino, he de decirte que sin una formación de calidad no se llega a ningún lado (en mi caso he apostado firmemente por la formación de Arturo García, uno de los diseñadores web y blogueros más reputados de la blogosfera latina).

Si por lo contrario, solo quieres una web para “estar en Internet“, pues seguramente tu objetivo sea menos claro y pretencioso y no quieras invertir demasiado.

Ten en cuenta que, dependiendo del fin para el que quieras tu página web, querrás invertir más o menos dinero. Pero también ten claro que, cuanto menos dinero destines al proyecto, menos cosas conseguirás. ¡Así de claro!

¿Qué tipo de web necesitas?

Existen muchos tipos de páginas web, cada una con sus peculiaridades. Aquí te cuento cuáles son las más comunes y sus características principales:

Web Corporativa

Una página web corporativa para una empresa suele ser bastante sencilla (dependiendo del tamaño de la empresa y sus productos/servicios, ¡claro!).

Lo que quiero decir es que hay empresas que solo quieren una web para tener presencia en Internet, mostrar su catálogo de productos y servicios y tener una sección de contacto. Incluso ni se preocupan de tener un blog o una sección de noticias (algo muy importante si se quiere apostar por el posicionamiento en buscadores).

Otras empresas sí tienen más claros algunos objetivos en lo que a estrategias digitales se refiere, y apuestan por dar un uso a su página web más allá del simple escaparate.

Esta clase de empresas suelen apostar por estrategias de contenidos y palabras clave, lead generation y, más allá de la propia web, de redes sociales (con o sin uso de publicidad).

Web o blog de marca personal

Una página web o blog de marca personal o de negocio personal suele tener una mayor carga de plugins, herramientas (algunas integradas entre sí), estrategias, implementaciones, etc.

En el mundo del emprendimiento digital unipersonal, las páginas web suelen ir asociadas (o al menos eso es lo recomendable) a estrategias de contenidos.

Coloquialmente, esto se denomina “escribir mucho y bien en tu blog“.

Cuando un diseñador web tiene que montar una página web o blog para un negocio digital, no solo tendrá que diseñar las páginas, algunos formularios y darle un aspecto chulo a la página… También tendrá que aportarle funcionalidades suficientes para que la página funcione por si sola en gran medida.

Integraciones

Este tipo de páginas, si se hacen correctamente, suelen ir acompañadas de integración de formularios con cuentas de email del cliente, integración de herramientas de email marketing para envío de autoresponders o campañas (Sendinblue, Mailrelay, Active Campaign, Mailchimp…), integración de herramientas de captación de leads (Thrive Leads, Convert Pro…), integración de herramientas de monitorización, como Google Analytics o Search Console, etc.

SEO

También es importante destacar que, para hacer una buena estrategia de contenidos, es muy importante que el diseñador web realice una serie de ajustes en la web del cliente, de cara a mejorar la presencia en buscadores de la página y sus contenidos.

En mi caso, y el de gran parte de los diseñadores web WordPress, yo utilizo el plugin Yoast SEO, el cual es importante configurar correctamente para que la página web obtenga los resultados deseados con el paso del tiempo y con el trabajo constante que requiere después por parte del cliente.

Tienda online

Una tienda online o ecommerce suele ser una página web con una gran carga de funcionalidades e integraciones.

Además de la preparación del catálogo, el cual se puede hacer con el mejor plugin para tiendas online, WooCommerce, el diseño de una tienda online requiere el diseño de las páginas de los productos, la configuración e integración de pasarelas de pago, plataformas de facturación, emails transaccionales y una serie de elementos más que hacen que el diseño de una tienda sea de lo más laborioso y complicado para un diseñador/desarrollador web.

También hay que tener en cuenta que, por norma general, el precio del diseño de una tienda online NO incluye las páginas únicas de cada producto, las cuales se suelen presupuestar aparte por una cuota por unidad.

En mi caso, no diseño tiendas online. Este tipo de proyectos no me suelen resultar atractivos, pues acaban siendo monótonos e interminables, por tener que montar un montón de páginas, categorías, taxonomías, etc. que me resultan algo pesadas, la verdad…

Escuela online

Si deseas crear una página web privada para dar acceso a tus alumnos a los contenidos de tu escuela online, no te costará lo mismo que crear una web corporativa, ¡evidentemente!

Hay diversas formas de crear una escuela online. A continuación te contaré las dos más generales:

Proveedor externo

Si optas por depender de un proveedor externo, puedes hacerlo con Hotmart, por ejemplo, y te olvidas de crearte tu propia página web de membresía.

Pero como en este post no es de lo que estamos hablando, te cuento ahora lo que supone montarte tu plataforma propia…

Tu propia plataforma online

Si deseas crearte tu propia plataforma online de formación, lo más recomendable es crear una web de membresía, lo cual requerirá mayor trabajo por parte del diseñador web:

  • Diseñar la plataforma privada y todas las páginas que incluirán los contenidos del curso o cursos.
  • Crear landing pages de venta.
  • Habilitar y configurar una herramienta de email marketing y/o automatización para enviar correos a los leads o enviar las claves de acceso a los alumnos, contenidos del curso, etc.
  • Utilizar un plugin de membresía (para dar acceso limitado a los contenidos). Ejemplos: Memberpress o Activemember360.
  • Configuración e integración de plataformas de pago online como Stripe (para aceptar pagos con tarjeta de crédito) o Paypal.
  • Configurar herramienta para recibir pagos (pasarela de pago frontend para Stripe y Paypal). Ejemplo: ThriveCart.
  • Crear una cuenta en Vimeo, por ejemplo, y configurarla para que los vídeos sean privados para tu plataforma.

¿Qué tamaño tendrá tu web?

A la hora de diseñar una página web hay que tener en cuenta que no valdrá lo mismo una página web de 5 páginas (Inicio, Sobre mí, Servicios, Blog y Contacto), que una web con múltiples páginas para diferentes productos, servicios, etc.

Dentro del diseño de una página web, no solo hay que tener en cuenta la calidad visual, la usabilidad o los plugins que lleve instalados… ¡Que también!

La dimensión de la página es un factor muuuuuuuy determinante a la hora de presupuestar el trabajo de un diseñador web.

Así que, tenlo en cuenta… Dependiendo del número de páginas que tenga tu web, el precio se verá incrementado.

¿Qué funcionalidades quieres para tu web?

Si solicitas un presupuesto para que alguien te diseñe tu página web, debes tener en cuenta que cualquier funcionalidad que quieras incluir, con su configuración y su posible integración, te va a subir el precio final del precio del proyecto.

Algunas de las funcionalidades más comunes que se suelen integrar en el diseño de una página web son las siguientes:

Email Marketing

El email sigue siendo, a pesar del paso del tiempo, el medio más efectivo para realizar campañas o enviar contenidos a tus clientes y suscriptores.

La integración de una herramienta de email marketing en tu web y su puesta en funcionamiento… vale dinero.

Portfolio

Si eres un diseñador gráfico, artista o similar, lo más seguro es que necesites montar una sección en tu web para mostrar tu portfolio o, simplemente, basar el diseño de tu página web en mostrar de manera muy prioritaria tus trabajos para que los visitantes puedan ver tu estilo y, si todo va bien, contraten tus servicios.

Galerías de imágenes

Hay páginas web que por su carga gráfica pueden necesitar crear galerías de imágenes de diversos tipos, como puede ser un fotógrafo de bodas, un artista, etc.

Custom Post Types

Si algún cliente desea crear algún tipo de contenidos diferentes a los que vienen por defecto con WordPress (Entradas o Páginas) y asignarles un formato determinado, solo podrás hacerlo instalando plugins como Custom Post Type UI. Con él podrás crear contenidos específicos como noticias, descargas, tutoriales, podcasts, cursos, etc.

Pasarela de pagos

Si en tu página incluyes infoproductos, cursos o vendes cualquier tipo de producto de forma automatizada, vas a necesitar implementar una pasarela de pagos para que tus clientes puedan ejercer sus compras online.

Idiomas

Si una web necesita ser traducida y generada en varios idiomas necesita un trabajo extra que hay que presupuestar y valorar, así que… ¡hay que pagarlo!

Agenda

Según la temática de la web, puede ser necesario integrar una agenda o calendario para mostrar eventos, hitos, fechas señaladas, etc. del cliente (por ejemplo: las fechas de los conciertos de un grupo de música o las ferias sectoriales a las que acude una empresa).

Reservas online

Existen negocios locales que necesitan implementar una herramienta para que sus clientes puedan reservar cita online (por ejemplo: peluquerías, veterinarias, dentistas, etc.).

SimplyBookMe es un ejemplo de herramienta de reservas online que se puede integrar fácilmente en una página web WordPress.

Como ves, la cantidad y variedad de funcionalidades que se pueden incluir en una página web son múltiples y de diversa dificultad técnica a la hora de ser implementadas (y existen una infinidad más), lo cual incrementa el coste del diseño de una web.

¿Tu web será nueva o el rediseño de una existente?

Normalmente lo que suele ocurrir cuando un posible cliente se pone en contacto con un diseñador web, es que necesite una crear una página web desde cero.

Pero también puede darse la circunstancia de que un cliente quiera cambiar el diseño de su página web sobre la base de su vieja web…

A mí, personalmente, no me gustan nada estos proyectos.

Yo he desarrollado un método de trabajo con una serie de herramientas que domino más o menos bien y sobre las cuales me he informado y formado, y no me siento cómodo cuando el cliente me “obliga” a utilizar herramientas de su elección o que tenga que arreglar algún desaguisado en una web cuyas herramientas no conozco.

Honestamente, suelo huir de proyectos que me obliguen a utilizar un tema X, un maquetador visual Y o herramientas de email marketing Z, etc. que no conozco.

Las exigencias del cliente deben presupuestarse convenientemente.

Si aún así, el proyecto es lo suficientemente interesante como para aceptar el reto, el hecho de tener que formarme para conocer esas herramientas y hacerlas funcionar de manera óptima, supondría un incremento en el precio del proyecto.

¿Tu web será un diseño a medida o basado en una plantilla pre-diseñada?

Hay diversas formas de crear la estructura o “esqueleto” de una página web. Aquí te enumero las 3 maneras más comunes:

Tema premium prediseñado y difícil de configurar

Puedes comprar un tema ya creado en repositorios como Theme Forest o Elegant Themes y basar el diseño de tu web en él, pero ten cuidado con el tema que eliges, pues casi nunca conseguirás el mismo resultado que el que se muestra en la demo tan atractiva que ves en la página de venta.

Tema premium (o gratuito) configurable

También se puede diseñar una página web basada en uno de los mejores temas para WordPress, por su ligereza, limpieza de código y facilidad de configuración: OceanWP, Generate Press o Astra.

Estos temas tienen versiones gratuitas (más limitadas) y versiones premium, con todas las opciones disponibles. De todas formas, las versiones premium suelen ser bastante asequibles para una única página web.

Tema creado totalmente desde cero

Si el diseño de una página web necesita un nivel de configuración y funcionalidad totalmente personalizado, lo más común es desarrollar un tema propio para el proyecto y diseñar toda la web sin depender de un tema ya existente.

Para este tipo de proyectos suele ser necesario crear un grupo de trabajo para diversificar las diferentes partes del mismo, en el cual incluir diseñadores gráficos, desarrolladores, expertos en usabilidad, etc.

¿Quieres que tenga mucho diseño o que sea “limpia“?

En el diseño de páginas web que yo realizo suelo incluir una amplia carga de diseño.

No busco crear obras de arte sin ningún sentido ni fin, ni realizar webs sobrecargadas de cosas (realmente las odio) pero sí que el diseño juegue un papel importante dentro de un concepto global, siempre en la búsqueda de la consecución de ciertos objetivos (visitas, suscriptores, leads, clientes…).

Obviamente, el trabajo creativo que requiere una página web con alto contenido visual incrementa el coste del proyecto.

También soy un amante de las webs minimalistas.

Por otro lado, el diseño de una página web más limpia, sin apenas trabajo creativo, recursos gráficos, animaciones o efectos pues, será menos costosa.

Pero que lleve menos “cosas” no significa que no requiera de realizar un estudio y análisis previo de cara a conseguir una página web elegante y fresca.

Muy importante, ¿para cuándo la quieres?

Uno de los debates y preocupaciones más grandes que existen para los freelances es cómo presupuestar sus trabajos de manera óptima sin tener que pasarse horas para realizar cada presupuesto.

Una de las emprendedoras relacionadas con el diseño gráfico más importantes del mercado latino es Laura López.

Laura trabaja diariamente para que los diseñadores gráficos en particular y los freelances en general puedan ofrecer precios correctos en sus presupuestos y que no pierdan dinero en sus trabajos.

Uno de los conceptos qué más debate generan es si es mejor presupuestar por tiempo o por proyecto.

Si presupuestas tus trabajos por el tiempo que te lleva realizarlos, te estarás inmergiendo en un problema, pues estarás diciéndole a tu cliente que cuánto más te lleve hacer algo, más dinero le costara.

Esto es bastante paradójico, pues la rapidez o la urgencia en la entregabilidad de un trabajo, vale dinero, y cuánto más rápido tengas que entregar algo, más caro saldrá.

Entonces no tiene sentido cobrar más si te lleva más tiempo, ¿no?

También es importante entender que si un diseñador web tiene la capacidad y experiencia como para entregar un trabajo en poco tiempo, significa que es un gran profesional con un gran bagaje en sus espaldas.

Un profesional poco cualificado o con poco rodaje tardará más tiempo en diseñar tu página web, por lo que en este caso el tiempo no debería ser un factor a tener en cuenta en el presupuesto de la web.

¿Influye en el precio el profesional que escoja?

¡¡¡Pues claro!!!, ¡vaya pregunta me estás haciendo! 😛

Evidentemente la experiencia, el bagaje y el nombre de un profesional influye en el precio de un trabajo… ¡de cualquier tipo de trabajo!.

¡Acaso si quieres hacerte una casa, te va a cobrar lo mismo Norman Foster que el delineante de “Construcciones Pacheco S.L.“!

Cuando en el mundo del emprendimiento digital se habla de “marca personal“, se trata de conseguir que, con el paso de los años, tu propio nombre vaya ligado a una buena reputación en todos los sentidos y finalmente se acabe vislumbrando como una marca, o que sea propiamente la marca de tu negocio.

¿A que si te digo el nombre de Calvin Klein, lo asocias rápidamente a una marca? ¡Pues eso!

A la hora de contratar los servicios de un profesional del diseño web, el nombre y su reputación juegan un importante papel. Si quieres que un profesional o una agencia con buen nombre te haga el trabajo… ¡tendrás que pasar por caja!

¡Contrata a tu cuñado!

La otra cara de la moneda de este punto es que no estés dispuesto a invertir en tu negocio y te estés arriesgando a cagarla… ¡literalmente!

En todos los ámbitos de la vida, si queremos un trabajo fino, de calidad y que nos proporcione los mejores resultados, es importante apostar por profesionales cualificados que no nos den sorpresas.

Cuántas veces habrás contratado un albañil, un carpintero, un fontanero o yo qué sé (¡con todo el respeto a cualquier profesional, que conste!) para un trabajo, y por pensar solo en ahorrar unos euros te has metido en un lío de cuidado…

¡A mí hace poco me ha pasado!

Contraté a un profesional de la construcción para hacer una obra sencilla en un baño. Me dijo que en 3 días lo tenía hecho… y tardó ¡¡¡3 semanas!!!… y porque le estuve encima llamándolo casi a diario para que terminase… ¡Vaya cruz!

Así que ya sabes, si NO quieres invertir en algo importante como puede ser la página web de tu negocio¡CONTRATA A TU CUÑADO!… ¡Y SUERTE!

¡Hazlo tú mismo! (DIY – Do It Yourself)

Otra opción que tienes para tener tu página web es hacerla tú mism@.

Desde un tiempo a esta parte, y gracias a la cantidad de información que existe en Internet, se ha puesto de moda el hacerlo todo uno mismo.

Este fenómeno es denominado “Do It Yourself (DIY)” o, lo que es lo mismo en español: “Hazlo tú mismo”.

¡Y eso está muy bien, que conste!

Hay un montón de tutoriales en Youtube para aprender a utilizar WordPress, Elementor y un montón de cosas más… Pero, ¿es suficiente con esto para tener una página web atractiva y que además de buenos resultados?… o sea, ¿que sea rentable? Puessssssss…

Gracias al tiempo que llevo en el mundo del diseño gráfico y del marketing puedo ver casi a las leguas cuando una página web ha sido diseñada y/o desarrollada por un profesional. Y no es soberbia ni chulería… lo digo con toda la humildad del mundo.

Pero al igual que un mecánico de un taller puede saber al momento qué tiene tu coche con solo escuchar un ruido, pues los que nos dedicamos a esto del diseño también tenemos un ojo bastante adiestrado…

Para hacer una buena página web no será suficiente con que sepas un poco de esto y un poco de aquello… Tendrás que ser bastante buen@ en los siguientes puntos (para que se note a las leguas que has hecho un DIY):

  • Diseño gráfico: y esto no significa saber cuatro cosas de Photoshop o Illustrator. Aquí me gusta hablar de “tener creatividad”, pues las herramientas de diseño gráfico solo hacen lo que tú les ordenes hacer. La creatividad o se tiene o no se tiene; no se aprende en ningún lado.
  • Diseño web (técnica y visualmente hablando): cuando una web está bien planteada en todos los aspectos, se nota, y mucho (uso de tipografías, imágenes, espacios, estilos, código…).
  • Copywriting: unos buenos textos persuasivos para vender no son fáciles de construir. Si eres normalito en términos de escritura, tu web dará mala imagen.
  • SEO: ¿de qué sirve hacer una web si nadie la encuentra en Google? ¡De nada! Así que, o tienes nociones de SEO para posicionarte en Google o es como si no tuvieses web.
  • Marketing digital: deberás conocer las técnicas que ayudarán a tu negocio a crecer y que te podrán generar beneficios (publicidad, email marketing, redes sociales…). Una buena estrategia de marketing digital para emprendedores digitales es muy importante.

Si no tienes nociones notables en estos aspectos, podrás hacer igualmente tu web, pero el resultado será bastante mejorable y, a la larga, te saldrá cara.

Quiero una web sencilla

En una ocasión, un prospecto de mi negocio, me pidió un presupuesto para una web teóricamente “sencilla“.

Si un posible cliente te dice que quiere una web sencilla, échate a temblar. Porque lo que para él/ella puede ser una web sencilla, puede no serlo tanto para ti a la hora de crearla.

Así que cuando te dicen que quieren una web sencilla, te están diciendo, con otras palabras, que quieren una web… ¡BARATA!

Y tan así fue, que le envié mi documento de briefing, donde solicito a mis prospectos toda la información que necesito para presupuestar los proyectos y, cuál fue mi sorpresa cuando, entre otras cosas, me solicitó lo siguiente:

  • Diseño personalizado (sencillo, eso sí).
  • Dos idiomas.
  • Ecommerce con 20 productos (aunque me lo intentó enmascarar como un portfolio).
  • Pago online por Paypay y Tarjeta de crédito.
  • Herramienta de captación de leads.
  • Integración de herramienta de captación con Mailchimp.
  • Integración de formularios con Mailchimp.

Además de todo esto, el prospecto tenía algo de urgencia en crear la web, algo que evidentemente hay que incluir en presupuesto.

El presupuesto que le envié fue de 1.300€.

¿Cuál fue su respuesta?

No solo le pareció excesivo el presupuesto, sino que me hizo el siguiente comentario (literal): “Me han enviado otro presupuesto de 400€. ¡No entiendo porqué hay tanta diferencia!“.

La explicación de ese comentario puede estar entre estas 4 opciones:

  • Estaba intentando regatearme el presupuesto.
  • El que le dio el otro presupuesto no entendió la magnitud del proyecto y lo calculó mal.
  • El otro presupuesto era el de un diseñador web que tira los precios del mercado.
  • El otro diseñador web era un familiar o conocido que sabía algo de WordPress.

Como ves, algunas veces el cliente puede no entender el porqué de un presupuesto, pero lo que sí es importante es valorar el trabajo de uno mismo y que el cliente perciba el valor de lo que se ofrece. De esa forma, acabará entendiendo que el precio es acorde al resultado final.

Vale, Edu, todo muy bonito, pero dime ya… ¿cuánto cuesta realmente una página web?

Como buen gallego que soy, pues te diré que DEPENDE.

Aún así, aquí te dejo unos precios aproximados de algunos aspectos en los que sería importante que invirtieses si quieres una página web atractiva y rentable:

  • Hosting: entre 60 y 100€ al año (yo utilizo Webempresa).
  • Dominio: entre 10 y 15€ el primer año (puedes comprarlo, por ejemplo, en Namecheap)
  • Textos generales: 300-400€ (dependiendo del copy, los precios podrían estar por ahí…)
  • Textos legales: 300€ (redacción de los textos por un abogado especializado, como Raúl Florido)
  • Fotografías: 200€
  • Diseño gráfico: 200€ (si no tienes como mínimo un logotipo, sería bueno que lo tuvieses)
  • Diseño página web: 700-800€
  • SEO: 200€

PRECIO TOTAL: 1.970€

Y si además le añadimos algunos servicios extra, la cosa aumenta:

  • Email marketing: 200-250€ al año (yo utilizo Sendinblue)
  • Captación de suscriptores/leads: 85€ al año (yo utilizo ConvertPro)
  • Mantenimiento Web: 360€ al año (30€ al mes)

PRECIO TOTAL: 2.615€

Estos precios son orientativos y, evidentemente, habrá muchos de estos puntos que no necesites, pero sirven de referencia para que veas cómo de profundo puede llegar el proyecto de diseñar una página web, si lo que queremos es un resultado profesional.

¿Y cuáles son tus precios, Edu?

Yo ofrezco 3 servicios diferentes de diseño de páginas web con WordPress:

Pack Naranja:

Este pack incluye una plantilla prediseñada por mi y 4 páginas básicas:

  • Inicio
  • Sobre mí/Nosotros
  • Servicios
  • Contacto

Este pack tiene un precio cerrado de 357€.

Pack Limón:

Este pack incluye una plantilla prediseñada por mi, 4 páginas básicas, un blog y una landing page:

  • Inicio
  • Sobre mí/Nosotros
  • Servicios
  • Landing page
  • Blog
  • Contacto

Este pack tiene un precio cerrado de 497€.

Pack Cola:

Este pack es totalmente personalizado, dentro de las opciones que yo doy para diseñar webs y, además de las opciones por defecto del Pack Limón, se pueden incluir estos extras:

  • Galería de imágenes
  • Portfolio de trabajos
  • Idiomas
  • Captación de leads
  • Landing pages extra
  • Testimonios de clientes
  • Sección de recursos/descargas
  • Galería de vídeos
  • Agenda/Calendario

Este pack tiene un precio base desde 597€.

*Todas mis webs están diseñadas con el tema OceanWP y Elementor Pro.

Conclusión y opinión personal

El proyecto de una diseñar una página web puede llegar a ser costoso, pero todo depende de la importancia que tú le des a tu proyecto y del retorno que esperas recibir una vez esté funcionando.

Si quieres montar un negocio digital o tu página web va a ser la vía de entrada principal de tus clientes, yo te recomendaría que no escatimases en costes para que el funcionamiento sea óptimo. Las cosas baratas y andar a medias tintas, al final da malos resultados y, a la larga, te pasarán factura.

Tú decides, pero, si yo fuese tú, contrataría a una agencia o a un diseñador web freelance que te hiciese un trabajo profesional. ¡¡¡Fuera los cuñados!!!

¿Cómo lo ves? ¿Te parecen precios demasiado altos? ¿Lo ves más o menos correcto?

Déjame tus impresiones aquí debajo, en los comentarios, y te responderé encantado!!! 🙂

Nos vemos en el siguiente post!!!

PD.: si quieres compartir este artículo en tus Redes Sociales, te estaré agradecido 😉

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
Edu Rubianes

Edu Rubianes

Soy diseñador de páginas web.
Mi misión es ayudar a Emprendedores a tener una web moderna y fresca para mejorar su imagen y sus ventas.

Sobre mí

 

Deja un comentario

Refrescando Negocios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones escribiendo un comentario serán tratados por Refrescando Negocios. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Webempresa América INC. (https://www.webempresa.com) en Europa. Ver política de privacidad de WEBEMPRESA: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info(@)refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Diseña tu web en 7 días

Responsable del fichero: Refrescando Negocios. Finalidad: envío de contenidos e información comercial. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing Sendinblue, cuyo titular es SendinBlue, Sociedad por Acciones Simplificada, alojada en Francia. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info@refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar mi Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Minicurso gratuito