¿Diseñar mi página web yo mismo/a o contratar a un diseñador profesional?

Desde hace un tiempo a esta parte está muy de moda el DIY, o dicho en cristiano de Oxford, “Do It Yourself”, o dicho en cristiano de aquí… “Hazlo Tú Mismo”.

Este concepto anglosajón (no podría haber venido de otro lugar) ha cogido mucha fuerza gracias a Internet y la “facilidad” que tenemos todos de aprender a hacer cualquier cosa gracias a un tutorial o a un vídeo de Youtube.

Uno de los impulsores del DIY más conocidos en nuestro país ha sido Bricomanía 🙂

Bricomanía es un programa de televisión nacido allá por el año 1994, que todo el mundo conoce en España (y si no lo conoces, es que has vivido en una burbuja los últimos 20 años). Es uno de los programas de televisión más longevos de nuestro país.

Todos hemos hecho alguna vez alguna chapucilla en casa siguiendo los consejos del gran Kristian Pielhoff, uno de los grandes influencers de nuestro país, que podría darle más de una lección a algún Instagramer o Youtuber de turno.

¡¡¡Principiantes!!!

Este fue el programa Nº1 de Bricomanía. Te lo dejo aquí por si te entra el gusanillo de montarte un armario o colgar una lámpara:

Pero dirás tú: “A este Edu se le ha ido la olla”.

Pues sí, hace tiempo ya… Pero vayamos al meollo del asunto…

Esta introducción me viene al pelo para hablarte de este concepto que los angloparlantes han acuñado creyendo que son súper modernos y cools, cuando realmente en España ya existe desde hace tiempo, al igual que el “Ghosting” (la archiconocida “bomba de humo”) o el “Selfie” (fotos hechas a uno mismo y sin palo, llevadas a cabo aquí desde hace décadas).

El “Do It Yourself” en Internet

Cartel en la calle con el texto One Way

Hacer cualquier cosa parece fácil hoy en día gracias a Internet.

Todos hemos tirado de Youtube para realizar esas chapucillas en casa, para aprender a utilizar Photoshop o para aprender a hacernos un montón de peinados utilizando solo un fular (bueno, esto yo no lo he probado aún).

El tema es que gracias a la red de redes cualquiera de nosotros puede aprender a hacer muchas cosas que antes no sabía, sin tener que apuntarse a un curso o sin tener que preguntar a algún amigo.

Los vídeos de jóvenes mexicanos enseñándonos de todo son archiconocidos

En ese sentido, vivimos una época de cambios y de enorme evolución, y estamos en disposición de aprovechar todos esos beneficios a nuestro favor.

Lo que ocurre es que a veces no somos capaces de medir nuestras limitaciones y nos lanzamos a hacer cualquier cosa sin miedo a equivocarnos.

Y ahí es donde surge el problema.

Mis comienzos como DIY

Bebé con los pies levantados

No voy a soltarte una parrafada sobre mi vida, pues no creo que te interese, pero quiero que conozcas mi experiencia por si te sirve de motivación en lo que se refiere al DIY.

Yo comencé con mi negocio en noviembre de 2017 (hace un año mientras escribo este post) 🙂

En aquel entonces no sabía nada de WordPress ni de negocios digitales, pero sí tenía conceptos adquiridos de diseño gráfico y web.

¿Qué hice?

Pues empaparme de los mejores blogueros en sus campos: Arturo García, Omar de la Fuente, Max Camuñas, Frank Scipion, Javier Gobea…

Gracias a lo que fui aprendiendo de ellos, descubrí que podía relanzar mi pasión por el diseño web, que tenía casi apartada de mi vida, y ahora estoy trabajando mi negocio con unos objetivos mucho más ambiciosos que los primeros meses.

Diseñé mi propia web con el tema Generate PressElementor y me puse a practicar mucho rediseñando por completo la web de la peluquería canina de mi mujer (https://peluqueriacaninagamperros.es) y un portal de turismo de mi propiedad (https://pontedeumeturismo.es). Estas experiencias fueron totalmente DIY y me sirvieron de mucho.

Después de una temporada explotando el concepto DIY para no gastar mucho dinero, entendí que necesitaba ir más allá para crecer más rápido, porque lo podía hacer todo solo.

Por ello realicé el curso “Tu web de 0 a 100” de Arturo García. Este curso me ha ayudado en muchísimos aspectos que no tenía controlados o que simplemente no dominaba.

¿Y a dónde quiero llegar con esto?

A que hacer algo por uno mismo está bien hasta cierto punto, pero cuando queremos dar un salto de calidad, hay que ponerse en manos de profesionales que saben más y que pueden hacer que la evolución sea más rápida y efectiva.

Crear tu página web tú mismo/a

Herramientas sobre una mesa

Por si quedan dudas, soy un amante del DIY.

Me encanta probar herramientas, trastear con ellas, juguetear… ¡Cuando lo hago, disfruto un montón!

Continuamente estoy probando aplicaciones, plugins o apps de todo tipo que me pueden ayudar en mi trabajo.

Reconozco que hay muchas cosas que no soy capaz de hacer. Hay herramientas que tienen partes demasiado técnicas que en muchas ocasiones me superan. Pero también soy de los que piensan que si te metes hasta la cocina a la hora de implementar algo en tu página web o en tu negocio digital, acabarás conociendo en gran medida todas las soluciones con las que trabajas.

¡Y eso es positivo!

Aún así, esto no es suficiente para ser efectivo en todo lo que hago. De hecho hay muchas cosas que rodean a mi página web que no domino o que simplemente me provocan urticaria cada vez que tengo que ponerme a configurarlas.

Hay partes de mi negocio que preferiría que me las llevase alguien que las domina más que yo: el copywriting, los embudos de ventas, etc.

Por esto, el concepto de DIY está muy bien, pero también entiendo que no vale para todo.

Ventajas de hacer tu página web tú mismo

Diseñar de tu propia página web tiene una serie de ventajas que hacen que sea una opción muy apetecible para cualquiera que quiera comenzar un negocio digital:

  • Ahorrarás dinero: si contratas a un profesional, tendrás que pasar por caja.
  • Te familiarizas con la interface de la web desde el comienzo.
  • Aprendes cosas que antes no sabías hacer.
  • “Vale más hacerlo que mandarlo”: no tendrás que “pelearte” con el diseñador para que haga exactamente lo que tú quieres.
  • Te evitas problemas con algún diseñador web que te salga rana.

¡Diseñar una página web está tirado!

¿Te imaginas a ti mismo visualizando un tutorial en Youtube sobre cómo cambiar la correa de distribución de tu coche?

¿Y te imaginas a ti mismo llevando a cabo esa tarea?

Pues qué quieres que te diga…

¡Yo no me arriesgaría por nada del mundo!

En mi humilde opinión, hay cosas que debería hacerlas un profesional.

Yo no estoy por la labor de correr ciertos riesgos…

Es ahora cuando tú podrías decirme: “Hombre, Edu, estás comparando arreglar un coche con crear una página web“.

Sí. Y sé que hay bastantes diferencias. Pero vamos a imaginar que quieres montar una web en serio. En plan profesional. Que sea tu negocio, ¡vaya! ¿Conoces todas las implicaciones que tiene?

Seguramente muchos de los aspectos que hay que controlar a la hora de diseñar una página web no serás capaz de implementarlos o lo harás de manera incompleta. No me malinterpretes, no quiero decir que no tengas capacidad, pero hay ciertas dificultades que, salvo que recibas formación o que alguien te ayude, no te será fácil superar.

Los pilares del diseño de una página web

Hagamos un desglose rápido de algunos puntos cruciales que deberás sacar adelante si haces la web tú mismo:

  • Que el diseño sea aceptable.
  • Que esté adaptada para móviles.
  • Conseguir que tu página cargue en menos de 3 segundos.
  • Optimizar los contenidos de la web para aparecer en buenas posiciones en Google (SEO).
  • Que tenga unos objetivos de marketing claros.

Hay un montón de cosas más que deberías hacer, sin duda, pero no te las pondré todas. En este punto te recomiendo que leas este post donde te cuento cuáles son los 45 errores más comunes al diseñar una página web.

Aparte de todo esto, que ya es bastante importante, deberías tener conocimientos de diseño gráfico para crear el aspecto visual de la web, algunos conocimientos de código HTML y CSS, saber escribir bien para crear buenos textos que capten la atención de tus visitantes y no estaría mal tampoco disponer de unas buenas fotos profesionales.

Como ves, no son pocas las cosas que te hará falta dominar para hacer tu propia página web y obtener un resultado aceptable.

Creo que es importante no menospreciar el hecho de que diseñar una web tiene una gran carga de conocimientos técnicos y de creatividad. Por ello, ten precaución a la hora de venirte arriba y pensar que como WordPress es “gratis, ya puedes montarte una web cojonuda para ganar dinero con ella.

Temas de dudosa calidad

También debes saber que muchos emprendedores han intentado crear su página web comprando una plantilla en Theme Forest, por poner un ejemplo, creyendo que su página iba a quedar tan molona como la de la demo… Pero, ayyy, después vienen los chascos…

¿Por qué mi página no me queda como la de la demo?

Cuando compramos una plantilla de un repositorio de este tipo, vemos algo muy bien empaquetado porque el desarrollador se ha encargado de que la maquetación, textos e imágenes que tú veas en la demo sean perfectas para que la plantilla luzca de la mejor manera. Algo que no te pasará a ti, porque tus textos no son los mismos y tus fotos no molan tanto…

Contratar a un diseñador web profesional

Mano con bolígrafo y plano de edificio

Si en vez de diseñar tu propia página web estás pensando en contratar a un diseñador web profesional, es importante que sepas que existen distintos tipos de profesionales y que no todos tienen el mismo perfil para cumplir con tus necesidades.

Existen programadores puros, existen diseñadores puros, existen agencias en las que podrás disponer de diferentes perfiles, etc.

Perfil desarrollador

En el caso de los programadores o desarrolladores, estos suelen tener un perfil tirando más hacia lo técnico que hacia lo creativo. De esta forma, controlan muchísimo de código (HTML, CSS, JS, PHP…) y funcionalidad… pero cojean en la parte de diseño.

Perfil diseñador

En otro lado tenemos al perfil de diseñador gráfico que no tiene conocimientos técnicos avanzados (como es mi caso), los cuales no se desenvuelven bien con programación. Eso sí, gracias a maquetadores visuales como Elementor, cada vez es más sencillo conseguir grandes resultados sin apenas conocimientos de código.

Perfil agencia

Y finalmente tenemos a las agencias que tienen equipos de trabajo que cubren todas las posibilidades. Lo que ocurre es que las agencias suelen tener unos precios por encima de las posibilidades de muchos emprendedores.

El perfil TOTAL

Como ves, no es fácil que un solo profesional reúna todos los requisitos importantes para crear una página web profesional completa.

Lo ideal sería que el profesional que contratemos tenga conocimientos técnicos, de diseño y de marketing digital. De esta forma podrá controlar todo el espectro necesario para que una web no solo sea atractiva, sino que sea rentable.

En mi caso personal, y si lees mi página sobre mi, te cuento que tengo perfil de diseñador gráfico con conocimientos de marketing digital. Sin llegar a ser un experto en ninguna de las materias, estos conocimientos adquiridos me permiten defenderme bastante bien y aplicarlos a los trabajos de mis clientes. También tengo algunos conocimientos de SEO.

Ventajas de contratar a un profesional del diseño web

Como te he contado hasta ahora, verás que hacer una página web tu mism@ tiene su enjundia.

Ahora te enumero las ventajas de contratar a un profesional del diseño de páginas web:

  • Te hará la web en menos tiempo del que tardarás tú, y así podrás poner tus esfuerzos en lo que realmente eres bueno.
  • El resultado será mejor que si la diseñas tú:
    • Uso de colores.
    • Elección de tipografías.
    • Uso de las imágenes.
    • Organización y maquetación.
  • Optimización WPO: un buen profesional optimizará toda tu web para que la velocidad de carga sea brutal.
  • SEO: un buen profesional tendrá que tener la capacidad de preparar todas tus páginas y entradas a nivel SEO.
  • No tendrás que partirte la cara con los problemas técnicos. Eso se lo comerá el diseñador.
  • Resolución de problemas (Soporte): en caso de que tengas algún problema con tu web, podrás aprovechar el soporte que te dé el diseñador tras entregarte la página.

Preguntas antes de contratar a un diseñador web profesional

Si después de leer hasta aquí has decidido que quieres apostar por contratar a un profesional del diseño web, es importante que busques y compares.

No todos los diseñadores web son buenos. O dicho de otra forma, los hay mejores y peores. Como en todo en esta vida.

Es por esto por lo que te recomiendo firmemente que, antes de contratar a un diseñador web para tu proyecto, le hagas una serie de preguntas que te puedan ayudar a decidirte.

Según las respuestas que te dé, podrás hacerte una idea del nivel de conocimientos que puede tener. Aquí te dejo algunas preguntas importantes:

¿Qué otros proyectos web has realizado?

Cuando buscas un profesional para realizar cualquier trabajo te gusta saber qué otros proyectos ha realizado, ¿verdad?

Imagina que quieres hacer una obra en tu casa y encuentras a un constructor que ha realizado un montón de trabajos potentes para empresas conocidas…

Eso le da puntos, ¡eh!

Pues en el tema del diseño de páginas web pasa lo mismo. Echa un ojo al portfolio del diseñador en su web o pídele algunos ejemplos. También puedes contactar con empresas para las que haya trabajado y pedirles referencias, para ver si han quedado contentos o no.

¿Tienes disponibilidad o hay que esperar?

Si un profesional del diseño web está muy demandado, puede que tu proyecto tenga que esperar unas cuantas semanas o meses para que se ponga con él. Debes valorar si quieres esperar o si tu proyecto te corre prisa.

¿Cuánto tiempo tardarás en entregarme mi web?

Tienes que tener claro que una cosa es cuándo podrá el diseñador comenzar a desarrollar tu web y otra muy distinta cuándo te la entregará. En mi caso, por ejemplo, en el momento que el cliente me entrega todos los materiales, suelo dar 3 semanas para entregar el trabajo (si el proyecto es muy grande, puede ser más).

¿Utilizas un CMS tipo WordPress?

Hace tiempo los diseños de páginas web solían hacerse con herramientas como Adobe Dreamweaver o directamente con código HTML, pero esto ya está en desuso.

Hoy en día lo que está en boga es utilizar un CMS (Content Management System) o, lo que es lo mismo, un gestor de contenidos.

Los CMS más conocidos y utilizados son WordPress, Joomla y Drupal. Antes se utilizaba mucho Blogger, sobre todo para blogs, pero ahora mismo ya se utiliza de manera residual.

Este punto sobre el gestor de contenidos es importante porque, si el diseñador gráfico que contrates no utiliza un CMS para montar tu web, va a ser muuuuuy difícil que luego la puedas gestionar de manera autónoma.

Te recomiendo encarecidamente que contrates un diseñador web freelance especializado en WordPress y después podrás manejar tu web por tu cuenta en gran medida. Además, WordPress es gratuito y de largo el CMS más extendido y utilizado en el mundo.

¿Qué tema vas a utilizar para mi web?

Para diseñar página una web en WordPress es necesario instalar un tema.

El tema es el esqueleto de tu página web y una de las partes más importantes, por eso no debes tomarlo a la ligera.

Cuando vayas a contratar a un diseñador web, primero bucea en su página web para ver si pone abiertamente el tema que utiliza para las webs de sus clientes.

OceanWP, Generate Press o Astra

En mi caso, yo utilizo el tema OceanWP para diseñar las webs de mis clientes, uno de los mejores por su ligereza, limpieza de código y por su alto nivel de personalización. Otros dos temas que te recomiendo son Generate Press y Astra.

Divi

Luego tienes otra buena opción: Divi.

Si bien Divi es muy conocido y utilizado por los diseñadores desde hace muchos años, de un tiempo a esta parte, los tres anteriores le han comido terreno y son mucho mejores en muchos aspectos.

Tema personalizado

Si el diseñador web te ofrece un tema personalizado para ti, seguramente te va a costar un pico, así que asegúrate muy bien de tener claros los precios. De todas formas, sospecha si un diseñador web te ofrece un tema propio por un precio digamos, normalito. Para poder comprobar qué tema tiene instalado una web puedes utilizar este servicio: WordPress Theme Detector.

Theme Forest

En el lado totalmente opuesto a todo lo anterior, te recomiendo que huyas de un diseñador web que te proponga temas del repositorio de Theme Forest.

¿Utilizas maquetador visual?

Diseñar páginas web atractivas en WordPress es algo mucho más fácil ahora que hace años, gracias a la aparición de maquetadores visuales como Elementor, Divi, Thrive Content Builder, Beaver Builder o Visual Composer.

Si un diseñador web te dice que utiliza alguno de estos maquetadores visuales, será más fácil que luego tú mismo puedas administrar tu web y poder cambiar cosas.

Algunos son más intuitivos que otros, pero estos plugins han dado acceso al diseño web a gente que antes no podía o no tenía la capacidad. Yo solo he utilizado Elementor y  no puedo compararlo con los demás, pero te puedo decir que estoy súper contento y que es el plugin de moda para maquetar en WordPress.

¿Tienes conocimientos de HTML y CSS?

Aunque ya he comentado en más de una ocasión que ahora es bastante fácil diseñar tu propia página web gracias a WordPress, un buen tema y Elementor, sería bueno que la persona que diseñe tu web tenga ciertos conocimientos de código HTML y CSS como mínimo.

Pregúntale al diseñador si tiene nociones de estos dos tipos de código. Si no tiene ningún conocimiento, no te recomiendo que lo contrates porque tendrá los mismos problemas que podrías tener tú si se atasca en algún momento.

Si además tiene conocimientos de PHP y Javascript, mejor que mejor 🙂

¿Mi página web estará primera en Google?

Bueno, en este punto quiero ponerme muy serio.

Existen diseñadores web que prometen que tu web aparecerá de primera en Google si trabajas con ellos.

Esta afirmación es absolutamente gratuita y carente de cualquier credibilidad.

Un diseñador no puede prometer eso a menos que sea un experto en SEO y pueda darte resultados a varios meses vista.

Otra opción es que conozca técnicas de Black SEO para subir posiciones de forma artificial, algo totalmente penalizado por Google.

Para que una página web aparezca de primera en un buscador como Google existen un montón de factores SEO que influyen, los cuales no te dan resultados de la noche a la mañana. Te enumero por encima algunos de los más importantes:

  • Autoridad del dominio (DA): la autoridad del dominio tiene que ver con el nombre de nuestra página (Dominio) y el peso que tiene a nivel general. Si tu web es totalmente nueva ten en cuenta que va a partir de ‘Autoridad Cero’ en todos los sentidos, así que este aspecto no te aporta ningún punto positivo a nivel SEO al principio.
  • Autoridad de la página (PA): la autoridad de página es similar a la de dominio, pero tiene que ver con la autoridad de cualquier página o entrada independiente dentro de una web, sea cual sea el dominio.
  • SEO On Page: este punto se refiere a la configuración interna de tu página para potenciar el SEO. Buen uso de títulos (H1, H2, H3…), del meta title, la meta description, de las palabras clave (keywords), del slug (el texto que aparece tras el dominio en las URLs de tu web) y otros aspectos.
  • SEO Off Page: relacionado sobre todo con los enlaces entrantes que vengan de otras webs, comentarios en otras webs, guest blogging, etc.

Bien, pues en 3 de los 4 factores que te acabo de enumerar, el diseñador web no va a poder tener ningún tipo de influencia, pues no dependen de él. El único punto donde el diseñador va a poder meter mano, por supuesto siguiendo tus indicaciones, es en el SEO On Page.

El resto los tendrás que conseguir tú con tu trabajo diario y tu esfuerzo, cuyos resultados, con suerte, empezarás a notar al año de lanzar tu web.

En resumen: si un diseñador de páginas web te promete de buenas a primeras que te va a posicionar de primero en Google, te está engañando.

¿De qué precio estamos hablando?

Otro punto a tener en cuenta cuando vayas a contratar un profesional del diseño web es el presupuesto que te haga por el trabajo.

Dependiendo del nivel o la reputación del diseñador el precio se puede disparar, algo puede ser normal, pues no es lo mismo trabajar con un diseñador ya asentado que con uno que lleva poco tiempo o no es muy conocido.

Lo que sí es importante es si un diseñador te da un presupuesto demasiado bajo. Si sospechas que el precio que te dan es muy inferior a lo que tú crees que es justo, puede ser que no sea un profesional de tomo y lomo.

Si un profesional cobra muy bajo puede ser por tres razones:

  • Es un principiante que quiere posicionarse.
  • La calidad de su trabajo puede dejar mucho que desear.
  • Está tirando los precios de mercado.

Si quieres saber qué aspectos influyen en el precio de una página, aquí puedes consultar cuánto puede costar una página web.

En resumen: cuídate mucho de los que “regalan su trabajo“. ¡Lo barato sale caro!

¡Entonces qué!… ¿contrato a un profesional de diseño web o la hago yo?

Esqueleto pensando

¡A ver Edu, que no sé ya a qué agarrarme! ¿Qué hago? ¿La hago yo o contrato a un profesional?

¡Haz lo que consideres!

Yo no puedo decirte qué lo es mejor o peor para ti. Eso debes decidirlo tú.

Lo que yo he querido hacer con este post es ponerte sobre la mesa los pros y contras de las dos opciones, pero cualquiera de ellas es lícita. Tú debes saber hasta dónde puedes llegar y qué puedes permitirte.

Llegados a este punto y, tras haberte desglosado un montón de factores, tienes que hacerte varias preguntas antes de decantarte por una opción u otra y, dependiendo de cómo sean tus respuestas, sabrás si debes decantarte hacia hacer la web tú mismo o contratar a un profesional:

¿Tienes tiempo o dinero?

Si prefieres invertir tu tiempo en diseñar tu propia página web, debes saber que puede llevarte meses dejarla a tu gusto. Cualquier pequeño escollo que encuentres se convertirá en un quebradero de cabeza.

Por otro lado, si tienes dinero, puedes buscar un buen profesional que te diseñe la web y tú dedicarte a otros aspectos de tu negocio (eso sí, busca a un profesional de calidad).

¿Entiendes los conceptos básicos del diseño web?

Si consideras que no tienes conocimientos básicos sobre diseño web, te recomiendo que no te metas en jardines, pues te vas a arrepentir con el tiempo. Comenzarás a intoxicarte con un montón de blogs, vídeos, etc. e incluso desperdiciarás dinero comprando temas, plugins u otras cosas que no te servirán a la larga.

¿Tienes experiencia en ámbitos más allá de la web?

Hacer una página web no es moco de pavo y, aunque creas que es poner cuatro fotos y cuatro textos, te aseguro que necesitarás muchas más cosas además de eso, como tener conocimientos de Marketing digital o Copywriting.

¿Sabrás resolver los problemas que te surjan?

Cuando creas una página web es muy normal que te surjan problemas en los que te atasques.

Que si quiero poner el menú así, que si esta imagen la quiero a la derecha, que si no quiero las migas de pan…

Piensa que cualquier pequeño detalle que quieras modificar se te puede hacer un mundo.

Conclusión y opinión personal

Tu página web será importante dentro de toda la estrategia alrededor de tu negocio. Es uno de los pilares, pero no el más importante.

Lo realmente vital empieza después de hacer tu web: contenidos, marketing, vías de monetización, etc., así que no gastes todos tus esfuerzos en la web y te olvides de estos otros pilares fundamentales.

Trabaja duro, de manera constante y no decaigas; los resultados acaban llegando.

Y sobre todo, lee mucho y fórmate; la formación te permitirá crecer y evolucionar mucho más rápido si encuentras un buen maestro que te guíe.

¿Y tú cómo lo ves? ¿Has decidido ya cómo vas a hacer tu página web? ¿Haces o contratas?

Cuéntame en los comentarios tus experiencias y abrimos un debate. Y si quieres compartir este post en Redes Sociales, un nuevo bebé Panda nacerá 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Edu Rubianes

Edu Rubianes

Soy diseñador de páginas web.
Mi misión es ayudar a Emprendedores a tener una web moderna y fresca para mejorar su imagen y sus ventas.

Sobre mí

 

4 comentarios en “¿Diseñar mi página web yo mismo/a o contratar a un diseñador profesional?”

  1. Enhorabuena Edu por el post. Lo has explicado muy bien. Hoy día todo el mundo puede hacer su página web pero lo difícil viene después. Empiezan los problemas técnicos, necesitas estrategias de contenido, marketing etc…Estoy completamente de acuerdo contigo: La formación es fundamental, no hay que dejar de aprender todos los días. Un abrazo

    • Qué tal Simeón!!!

      Pues sí, siempre hay que intentar crecer y mejorar. Nunca se deja de aprender, todo evoluciona y cambia. O te subes a la ola, o la ola pasa por encima de ti.

      Muchas gracias por pasarte a echar un vistazo!!! 🙂

  2. ¡Qué post más currado! 🙂 La verdad es que hay mucha gente a la que le cuesta ver la diferencia, empeñados en que todo lo puede hacer uno mismo, y que a veces dejar que lo haga otra persona realmente les puede hacer ahorrar mucho tiempo (y dinero, considerando que el tiempo que dediquen a hacerlo ellos es tiempo que no pueden dedicar a su negocio).

    Yo aquí ando, arrancando, y me siento orgullosa de ver que encajaría en tu clasificación como “Perfil Total” aunque aún me queda por aprender. 😉 Y la parte de “Marketing” es la que yo prefiero delegar.

    • Hola,

      Pues sí, muchas veces deberíamos hacer el ejercicio de valorar qué tiene para nosotros más “valor” en estas circunstancias: nuestro tiempo o nuestro dinero. Creemos que haciéndolo todo nosotros nos ahorramos dinero (que es cierto en gran medida), pero no siempre es el tema económico el que más nos va a beneficiar, sino tener una web bien montada, con unas funcionalidades bien definidas y con un contenido acorde a nuestros objetivos. ¡Ahí está realmente el valor de lo que debemos hacer!

      Muchas gracias por pasarte a leer y comentar 🙂

Deja un comentario

Refrescando Negocios te informa que los datos de carácter personal que me proporciones escribiendo un comentario serán tratados por Refrescando Negocios. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Webempresa América INC. (https://www.webempresa.com) en Europa. Ver política de privacidad de WEBEMPRESA: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info(@)refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Diseña tu web en 7 días

Responsable del fichero: Refrescando Negocios. Finalidad: envío de contenidos e información comercial. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing Sendinblue, cuyo titular es SendinBlue, Sociedad por Acciones Simplificada, alojada en Francia. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email info@refrescandonegocios.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar mi Política de Privacidad en https://refrescandonegocios.com/aviso-legal.

Minicurso gratuito