Cómo escribir posts INCREÍBLES en tu blog

Cómo escribir posts INCREÍBLES en tu blog

Cuando les pregunto a mis clientes de diseño web si van a querer disponer de un blog en su página, casi todos me dicen que sí sin dudarlo.

Si va incluido en el precio, «¡barco grande, ande o no ande!», pensarán algunos.

Pero tener un blog es una responsabilidad.

Implica compromiso y mantenimiento para que no parezca un incunable.

Por eso cuando el cliente me dice que quiere tener blog, yo le pregunto:

– Edu: ¿Vas a escribir en él de manera continuada?

– Cliente: Cri, cri, cri…

¡Claro! Es que escribir en un blog es un coñazo. Ya te lo anticipo.

Pero no queda más huevos que hacerlo si quieres que tu negocio crezca.

Es así de duro, pero no conozco ningún emprendedor de éxito que no haya tenido que pasar por el aro de escribir sus posts en el blog.

Y aunque veas por ahí a algunos otros diciéndote que el blogging ha muerto, que con una landing page ya puedes vivir, pues ole por ellos, pero lo que no te cuentan muchos es que esa landing page no vale para nada si no pasas por la caja de Facebook, Instagram o el Google de turno.

Si lo que quieres es tener resultados orgánicos y conseguirlos de manera «gratuita», vas a tener que escribir en el blog y sentarte a esperar los resultados.

Es que claro, el SEO es muy caprichoso y el todopoderoso y omnipresente Mr. Google se reirá de tu blog durante unos mesecillos que pueden ser más o menos cercanos a un año (o dos) según la frecuencia y la calidad de tus contenidos.

En este post te voy a soltar un rollaco que ríete tú de Fidel Castro, pero si quieres aprender a escribir posts épicos y que tu negocio comience a cimentar unas bases sólidas, déjate de pagar los vicios a Zuckenberg y a Larry Page.

¡¡¡Empezamos!!!

pasos para diseñar una página web

Las 9 fases cruciales para diseñar una página web atractiva y efectiva

Aprende todos los pasos para diseñar una web profesional con la que conseguir resultados reales.

Cómo escribir en un blog

Escribir en un blog tiene su enjundia y mucha gente se lo toma a la ligera.

A la hora de sentarte delante del ordenador, es bueno que tengas cerca los pasos que debes seguir, para no andar dando palos de ciego y ser productivo.

Antes de comenzar a disparar con el teclado, veamos algunos conceptos importantes que es bueno tener en mente.

Tipos de blog (personal vs profesional)

Por si surgiese alguna duda, es necesario que conozcas que existen dos tipos de blog, los cuales te explico a la de ya:

  • Blog personal: un blog personal es personal y, como personal que es, está pensado para escribir cosas personales. Salvo que llegues a ser alguien influyente y la gente te lea por los simpátic@ y carismático que eres, es muy probable que no tengas mucho tráfico.
  • Blog profesional: un blog profesional ya es otro cantar, pues los contenidos que escribas deberían estar enfocados en hacer crecer tu negocio partiendo de la base de la captación de tráfico. Una vez tengas tráfico, tendrías que dar otros pasos para intentar vender.

Tipos de contenidos (Evergreen vs Actualidad)

A la hora de escribir en el blog, es bueno que tengas una planificación basada en un calendario editorial que deberías prepararte con contenidos que no caducan o no pasan de moda de un día para otro (un poco más abajo te hablo del calendario). Técnicamente estos contenidos se llaman contenidos «Evergreen» (en Inglés, como no).

Pero puede haber ocasiones en que surja una oportunidad para escribir un post que no tenías planificado pero que está de actualidad, lo cual te puede generar mucho tráfico.

Recuerdo precisamente que en el 2018 la UE lanzó la archifamosa y odiada al mismo tiempo ley GDPR sobre protección de datos… En menos de 15 días había posts, vídeos, podcasts y telenovelas echando humo hablando de la nueva ley que nos iba a enchironar a todos (meter en la cárcel, trullo, trena, talego, caldeiro…)

Un contenido de actualidad no puedes planificarlo. ¡Salta la noticia y tienes que parar las rotativas!

Escribir para tu público objetivo

Una cosa elemental, querido Watson, es que, una vez tengas tu blog montado, escribas para la gente que puede llegar a leer tus contenidos y que puedan terminar siendo clientes tuyos.

  • Si eres Nutricionista, tendrás que escribir sobre temas relacionados con la alimentación, dietas y hábitos saludables, por ejemplo.
  • Si eres un Psicólogo, tendrás que escribir sobre salud mental, terapias, etc.
  • Si eres un Coach, tendrás que escribir sobreee… sobreee… ejem… ¿sobre qué escriben los coaches? (es broma, jeje!)

En definitiva, lo que te quiero decir es que debes enfocar tus contenidos hacia las intenciones de búsqueda de la gente en Google sobre temas relacionados con tu profesión.

Crear un calendario editorial

Una vez sepas cuál es tu público objetivo, sería bueno que dedicases unos días al comienzo del año laboral a crear un calendario editorial con el que planificar tus contenidos de todo el año, para que llegado el día de ponerte a escribir no te venga el síndrome del folio en blanco a tocar la moral y no sepas ni cómo arrancar.

Imagen de un calendario editorial en Trello

Este consejo te lo doy yo, que tengo un calendario editorial menos planificado que un embarazo de adolescentes embravecidos con las hormonas disparadas.

¿Qué frecuencia de publicación hay que tener?

Sobre este tema te puedes volver loco porque depende del tipo de negocio que tengas, a veces podrás escribir más y a veces podrás escribir menos…

¿Lo recomendado?

¡Escribe todo lo que puedas, pero escribe bien!

Si puedes escribir un post a la semana, ya será una buena cifra (te sale a más de 50 posts al año, que no es moco de pavo).

También te digo, si eres capaz de escribir con más frecuencia, mejor que mejor… ¡pero no te quemes tampoco!

¿Escribir para Google o para las personas?

La pregunta del millón.

Pues fifty fifty.

Cuando redactes tus contenidos tienes que coger las gafas bifocales y tener dos enfoques diferentes, pero que se amen entre ellos.

Debes tener en cuenta a Google en lo que se refiere a cumplir ciertos aspectos SEO (te hablo de esto abajo) si quieres posicionar el post y que la gente te encuentre al realizar búsquedas, pero debes escribir para que las «personas humanas» (como diría Jesulín de Ubrique) te lean y no se quieran cortar las venas por el sopor que provocan tus textos.

¿Me he expresado con suficiente claridad, pequeño Padawan? 😛

Si quieres aprender ciertos trucos para escribir bien para las personas, echa un ojo a este post sobre copywriting.

«Espíar» a tu competencia

Sí, debes espiar a tu competencia para conocer cómo lo están haciendo ellos e intentar mejorar los contenidos que ellos ya han publicado.

No vamos a ser unos hipócritas para quedar bien con todo el mundo. Si quieres ganar a tu competencia tienes que ser mejor que ella. Punto pelota.

Espía a tu competencia, ¡pero no hagas lo mismo que ella!

Como te iba contando, es bueno echar un ojo a su blog porque te pueden dar ideas de las palabras clave por las que luchar en las SERP’s (páginas de resultados de Google).

Eso sí, ni se te ocurra copiar lo que ellos escriben; limítate a estudiar el contenido, su estructura y luego saca tu vena Cervantina y ponte a escribir por tus propios medios. No seas vag@.

Características de un post épico

Ahora que ya tienes las pautas generales de lo que deberías hacer para escribir en un blog, te voy a contar qué deberías tener en cuenta para escribir posts que sean inolvidables como la teta de Sabrina.

Una vez te pongas delante del teclado para ponerte a teclear en el editor de WordPress, te recomiendo que estructures el contenido en estas cuatro partes:

  • Introducción: explica el motivo por el que escribes el post para enganchar al lector (ej.: «Mis clientes siempre se lían a la hora de escribir un post en el blog; por ello te voy a contar cómo hacerlo correctamente»).
  • Información principal: aquí debes contar de manera ordenada, amena y clara el tema al completo, como en los argumentos de las obras de teatro: presentación, nudo y desenlace.
  • Conclusión y opinión personal: donde plasmas tu posición, cuentas tu opinión sobre el contenido y narras algo de tu experiencia.
  • Animar a la comunidad: invita al lector a dejarte un comentario y a compartir en redes sociales.

Y ahora entramos al detalle…

Define la palabra clave principal

Antes de comenzar a redactar un post para tu blog, debes pensar por qué palabra clave quieres pelear por los mejores puestos en Google para esa búsqueda.

Puedes utilizar alguna herramienta para análisis de palabras clave, como Google Keyword Planner, Keyword Finder, Ubbersuggest, AnswerThePublic o Keyword Tool, entre otras cientas.

Con ellas podrás determinar cuál es la mejor opción de palabra clave para que la gente te encuentre en Google.

Crea un título llamativo

El título es el elemento más potente para incitar a un usuario a entrar a leer nuestro post, ya que debe explicar breve y claramente lo que se encontrará dentro.

A nivel SEO, el título debe llevar la metaetiqueta H1, para que Google «sepa» que ese es el título principal que está por encima de todos los demás (H2, H3…) en la jerarquía del contenido.

Estructura los contenidos antes de empezar

Antes de ponerte a escupir palabras sobre el papel en blanco, haz el trabajo de estructurar y ordenar debidamente todo lo que vas a contar.

No hay nada más pesado que leer un artículo que da la sensación de caos.

Utiliza bien los encabezados (H2, H3, H4…)

Hace unos párrafos te he contado la importancia del título para llamar la atención del usuario.

Además del título (H1), en el editor de textos de WordPress dispondrás de varios tipos de subtítulos que deberás utilizar debidamente para estructurar todo correctamente en la jerarquía del grueso del texto.

Imagen de los encabezados del editor de WordPress

Me explico.

Cada vez que comiences un apartado principal, debes utilizar el subtítulo H2, que es el segundo en importancia y relevancia tras el H1.

Esto es fácil de entender.

Pues con el resto de apartados y subapartados deberás hacer lo mismo.

Si dentro de un apartado que depende de un H2 tienes otros subcontenidos que necesitas destacar, podrás hacerlo con el siguiente subtítulo de la jerarquía; el H3.

Y así sucesivamente. No tiene pérdida.

Es MUY importante que utilices bien los encabezados, tanto para ayudar al lector como para que Google lo interprete bien; a Google hay que dárselo todo masticadito, que es muy fino él.

Escribe párrafos cortos

Si te fijas en mis textos verás que casi siempre, al escribir un artículo en mi blog, los párrafos son cortitos, ¿verdad?

Incluso utilizo mucho el recurso de poner frases sueltas y muchos saltos de línea.

Este recurso te lo recomiendo encarecidamente, pues los párrafos extensos suelen cansar al lector, que más que leer el contenido, lo escanea.

Si puedes escribir frases cortas, mejor que mejor.

Utiliza diferentes recursos de redacción

¿No te ha pasado alguna vez que estás leyendo un post y la lectura te resulta un coñazo porque es todo un mojón de texto ahí tirado sin gusto ninguno?

Esto suele suceder cuando se utiliza la técnica de redacción que yo defino como «redacción tipo novela».

Si tú coges una novela, el contenido suele ser texto de párrafo puro y duro. Sin florituras.

Las novelas no se parecen en nada a un libro de Pocoyó, sin duda.

No hay negritas, a veces alguna cursiva pero sin abusar, nada de listados, ni de imágenes, cero colores…

Pues en la redacción de un post debe ser todo lo contrario.

Utiliza los diferentes recursos que el editor de WordPress pone en tu mano para que el texto sea más apetitoso: negritas, cursivas, listados, citas, tabulaciones, colores (sin venirse arriba, eh), etc.

Eso sí, que no sea esto una verbena tampoco…

Añade materiales multimedia

Como te acabo de contar, es bueno que un contenido sea ameno y fácil de consumir.

Los objetos multimedia podrán ayudarte a conseguir esto, utilizándolos de manera adecuada: imágenes, vídeos, infografías, PDF’s, etc.

Optimiza las imágenes

El mayor enemigo de la optimización y velocidad de carga de una página web suelen ser las imágenes.

Aunque los vídeos y otro tipo de contenidos multimedia son más pesados, por cantidad, las imágenes están más presentes en una web y hay que tratarlas debidamente para que no sobrecarguen nuestra página.

Captura de pantalla de la herramienta Squoosh para optimizar imágenes

Para ello, es muy importante que subas las imágenes al tamaño adecuado al lugar donde se van a mostrar y a la resolución que se van a ver.

Ejemplo: si la imagen destacada del post se va a ver a un tamaño máximo de 800px de ancho, ¿para qué utilizas una imagen de 1280px de ancho?

Pues pa’ na’.

Y con el peso pasa 3/4 de lo mismo…

Optimiza la resolución de las imágenes para que pesen lo menos posible y que la pérdida de calidad sea prácticamente indetectable por el ojo humano.

Te dejo aquí el tamaño y peso recomendado para las imágenes del blog, para que la tengas como referencia:

  • Tamaño máximo recomendado: 800X500px
  • Peso máximo recomendado: 100Kb.

Aparte del propio Photoshop, puedes optimizar tus imágenes con herramientas con TinyPNG o Squoosh.

Añade enlaces internos y externos

Las visitas que llegan a tu web a través de búsquedas en Google son más infieles que un torero (espero que no haya ningún torero leyendo esto, glups!).

Vini, vidi… ¡y se piran!

Sí, amigo o amiga, cuando alguien llega a tu blog tras una búsqueda en Mr. G, lo que suele hacer es leer el contenido y largarse a hacer otra cosa.

Una de las mejores maneras de intentar mantenerlos en nuestra web y así mejorar las tasas de rebote, es añadir enlaces en el artículo.

De esta forma podremos hacer que le pique el gusanillo de leer algo más.

Y aparte de esto, los enlaces internos ayudan a las arañitas de Google a seguir curioseando y marujeando por nuestra web, ya que los links funcionan como pequeñas puertecitas por donde estos adorables bichitos se van adentrando en nuestra casa.

También es bueno añadir algún enlace a otras webs…

Síiiiii, ya sé que me vas a decir: «Edu, pero es que así estoy dándole parte de mi link-juice a otros».

Que sí, que ya me sé esta historia, pero que pongas enlaces salientes no significa que tengan que ser «dofollow». Marcándolos como «nofollow» también son positivos para tu post y no regalas tu jugo a algún desaprensivo que no lo merezca 🙂

Revisa bien todo

Una vez hayas terminado de redactar todo el artículo para tu blog es bueno dejar respirar el texto unas horas o incluso dejar pasar algún día.

Esto es bueno porque después de estar disparando palabras durante alguna que otra hora, puedes estar un poco saturado y tu cabeza no está para gaitas.

Cuando haya pasado un tiempo y estés más fresc@ que una lechuga en el Polo Norte, rescata el contenido y repásalo todo de nuevo para localizar posibles gambas, errores, etc.

No se trata tampoco de que cambies lo que has escrito, pero sí de que quede todo fetén y que tu imagen no quede empañada por redactar como un millenial enviando WhatsApps.

Utiliza el SEO

Como te vengo diciendo, un contenido que no se puede encontrar en Google es muy posible que no sea leído por nadie.

Para aportarle a nuestros artículos la correspondiente dosis de SEO que nos posicione en buscadores, existen algunos plugins que nos pueden ayudar en esta tarea.

Caja de edición del snippet de Rank Math

Los dos más conocidos son Yoast SEO y Rank Math.

Hasta hace poco yo venía utilizando Yoast, pero Rank Math está ganando mucho terreno y la gente habla maravillas de él, así que le estoy poniendo los cuernos a Yoast poco a poco.

Con estos plugins podrás añadir a tus páginas y entradas un Metatitle, una Metadescription, Rich Snippets y alguna Keyword, además de configurar parámetros de publicación y visibilidad de todos los contenidos de tu web.

Indexa el post en Google Search Console

Una vez tengas tu post publicado en el blog tendrás que esperar a que las arañas de Google vengan a buscarlo para indexarlo…

O no.

Gracias a Google Search Console, podrás acelerar la indexación enviando la URL a Google y forzar a las arañitas simpáticas a venir a verte.

Comparte el contenido

Ahora sí, tras haber hecho todos los deberes anteriores, ha llegado la hora de que todo el mundo sepa que has escrito en tu blog el mejor post del mundo mundial.

Utiliza el email marketing para enviar el nuevo post a tus suscriptores, compártelo en tus redes sociales y después de unos días, echa un ojo en Google Analytics a ver cómo ha ido la cosa.

También sería bueno que pasados unos cuantos amaneceres, buscases en Google a ver si tu artículo sale bien posicionado por las palabras clave deseadas o, por lo contrario, está perdido en el limpo de la segunda página de Google o más alláaaaaaaaa…

Truco del almendruco: técnica de Skyscraper

Uno de los trucos que mejor me funcionan para intentar posicionar mis contenidos en la primera página de Google, es la técnica de «Skyscraper».

¿¿¿De quéeeee????

De «Skyscraper» o traducido al castellano de Castilla: «rascacielos».

El significado metafórico de este término, relacionado con un contenido o post, viene siendo el de intentar hacer algo muuuuuyyyy grande, y muuuuuuucho más grande que otros.

Lo que viene siendo la típica batalla por tener el rascacielos más alto del mundo, vaya. El típico afán del hombre de ver quién la tiene más larga, por así decirlo.

A lo que voy…

Esta técnica consiste en lo siguiente:

  1. Buscar en Google el término o palabras clave por las que queremos posicionar nuestro contenido.
  2. Coger todos los resultados orgánicos de la primera página y analizar lo siguiente:
    • ¿Cuántas palabras tiene?
    • ¿Qué temas y subtemas trata?
    • ¿Qué palabras clave contiene?
    • ¿Lleva vídeo/s?
    • ¿Lleva infografía/s?
    • Analizar otros aspectos del contenido.
  3. Una vez analizado todo esto, crearemos nuestra propia versión del tema en cuestión, mejorando todos esos posts de la primera página de Google y su contenido.

Una vez tengamos el contenido listo, y si nuestro blog tiene ya cierto tráfico y una autoridad de dominio decente (DA), es muy, pero que muy probable que acabemos apareciendo en la primera página de Google… porqueeeee, ya sabes que todo lo que está después de la primera página de Google, no existe.

Consejos finales

Ahora, para ir terminando, te dejo aquí unos cuantos consejos que te vendrán de perlas para la faena de escribir un post INCREÍBLE en tu blog. Ahí te van…

  • Busca un lugar tranquilo donde concentrarte.
  • Desconecta de toda distracción: móvil, televisión, tus niños pequeños… 🙂
  • Escribe del tirón sin parar. Una vez termines, edita y corrige.
  • Engancha al lector desde el principio.
  • El contenido más importante, arriba del todo.
  • No te pases de largo; si crees que puedes fraccionar el contenido en varios posts, hazlo.
  • Escribe de vez en cuando contenidos cortos: no pasa nada y así también coges aliento.
  • Deja respirar el contenido un día o dos y repásalo entonces.

Infografía: «Cómo escribir posts INCREÍBLES en tu blog»

Para terminar, aquí te dejo una infografía que he diseñado para que puedas guardarla y tenerla siempre a mano cuando te vayas a poner a escribir.

Debajo de la imagen tienes un link para hacerte con ella…

¡Puedes hacerte con la infografía en formato PDF aquí!

Conclusión

Con toda esta parrafada que te acabo de soltar tienes todos los ingredientes para escribir artículos, posts o llámalo X en tu blog y conseguir reventar a todos tus oponentes por KO técnico.

Hay muchos factores que influyen para que un post aparezca en primera página de Google, pero te puedo decir por experiencia propia que si usas el pico y la pala de manera continuada, los frutos terminan por llegar y tu blog te dará muchas alegrías.

Ahora ya sabes lo que te voy a pedir…

Déjame tus impresiones en un comentario, ponme 5 estrellitas Michelín aquí debajo y comparte este post en tu Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Tik Tok y en el WhatsApp del grupo de padres y madres del cole de tu hijo… ¡y conseguiremos que el hombre llegue a Marte y pueda volver para contarnos que allí no hay playa, vaya vaya!… (esto los Millenials tampoco lo vais a pillar…)

 

¡Haz clic para valorar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.9)

Edu Rubianes

Soy Diseñador Freelance de Páginas Web con WordPress. Mi misión es ayudar a emprendedores y pequeños negocios a tener una web moderna y fresca para mejorar su imagen y sus ventas.

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. laura

    Muy bueno como siempre, compartido queda. Un saludo

  2. Noelia

    Hola Edu, la verdad es que este posts, ¡es la repera!

    Cuando he leído esto me he tronchado: «Este consejo te lo doy yo, que tengo un calendario editorial menos planificado que un embarazo de adolescentes embravecidos con las hormonas disparadas».

    La verdad es para no tener calendario editorial, eres de las personas más constantes que conozco y tus posts, a pesar de ser kilométricos, no tienen ni una palabra de sobra.

    ¡Enhorabuena compañero!

    1. Edu Rubianes

      Jajajajaja, muchas gracias compañera de batallas!!! Viniendo de una pedazo copywriter como tú, me estoy poniendo colorao 🙂

      La verdad es que cuando escribo pienso muy poco en cómo me expreso y me dejo llevar por lo que me viene a la cabeza en cada momento. Luego, al repasar, retoco alguna animalada que pasa las líneas rojas, jeje, pero por lo demás, tiro ‘palante’ con lo que salga.

      Me alegro de que te haya gustado, esa es la intención.

      Un beso enorme!!!

  3. Raquel

    Hola, Edu.
    Has vuelto a conseguir que un artículo tan extenso resulte hasta entretenido.😃

    La verdad es que son tantas las tareas y detalles a tener en cuenta, que puede resultar abrumador para quien no acostumbra a escribir. Pero con tu tono cercano y ese desparpajo que tienes consigues que se haga más llevadero.

    Voy a compartirlo, que me ha molado. 😉

    1. Edu Rubianes

      Hola Raquel,

      Me alegro mucho de que te haya gustado el post y que te haya resultado ameno. La verdad es que cuando escribo no mido la cantidad de texto y se me va de las manos, pero siempre busco explicar todo bien para que no queden dudas 🙂

      Un saludo fuerte y gracias por compartirlo!!!!

  4. Karmen

    Gracias a sido de gran ayuda es tan complicado escribir un blog . Me a gustado un cordial saludo hasta pronto .

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eduardo Rubianes .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios FastComet INC.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.